Rus: “Si hay grabaciones, están manipuladas”

EU pide la imputación de la cargo del PP que entró sin permiso en su despacho en la Corporación

El presidente de la Diputación de Valencia en un pleno.
El presidente de la Diputación de Valencia en un pleno.JOSÉ JORDÁN

El presidente de la Diputación y del PP provincial de Valencia, Alfonso Rus, advirtió ayer que no piensa dimitir por las grabaciones que realizó su hombre de confianza en la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent, y que supuestamente implicarían a un buen número de miembros del partido en el amaño de contratos y revelarían las luchas internas entre los populares.

Rus optó ayer, tras varios días en los que se han publicado informaciones sobre el contenido de las grabaciones aportadas por Esquerra Unida en su denuncia a la Fiscalía Anticorrupción el pasado mes de julio, por negar la mayor. “Si las hay están manipuladas, porque esas grabaciones contando dinero no se las cree ni quien lo ha grabado”, aseguró el dirigente popular, que recalcó que “no piensa dimitir como presidente de la Diputación de Valencia porque no existe ningún agujero ni irregularidad, ni en Imelsa, ni en el resto de la Corporación provincial”.

Para el presidente de la Diputación, si Marcos Benavent pudo abusar de su confianza, “puede haber engañado a cualquiera”. Rus no descartó que tras las filtraciones pueda haber personas de su propio partido. “El fuego amigo es el peor que hay pero, de todas maneras, lo diré cuando lo tenga contrastado”, admitió.

Respecto a la reunión mantenida este fin de semana con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, Rus explicó que el encuentro fue “cordial” y que durante el mismo le explicó que las supuestas grabaciones, de haberlas, no le pueden implicar en delito alguno. Rus volvió a contar ayer con el apoyo de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y de parte del Consell, que reclamó que se respete la presunción de inocencia.

Por el contrario, desde los partidos de la oposición, se reiteró la exigencia de que el presidente del PP regional, Alberto Fabra, pida la dimisión de Rus.

El candidato a la Generalitat de Esquerra Unida insistió en que “la trama de la Diputación de Valencia va mucho más allá de Imelsa y del señor Marcos Benavent”. “Si Fabra no retira a Rus lo pagará con las urnas, el descrédito y el rechazo de la ciudadanía”, añadió.

En este ambiente, Esquerra Unida se ratificó en su petición de que se impute a la vicepresidenta de la Diputación, la popular Carlota Navarro por entrar sin permiso en las dependencias de la formación de izquierdas en la Corporación.

El 9 de enero de 2013 la popular Carlota Navarro fue sorprendida abriendo los armarios de las instalaciones que EU tiene en la Diputación, creyendo que en el interior ya no había nadie.

Ayer declaró el asesor de Esquerra Unida que sorprendió a la popular. Navarro explicó que estaba realizando una supervisión de la limpieza ante las quejas que había recibido del grupo socialista.

La diputada provincial de EU, Rosa Pérez Garijo, que ya declaró por este asunto, confía en que el juez impute finalmente a la dirigente popular por violar el espacio donde EU realiza su labor de oposición. El retraso en la resolución de esta querella se explica porque fue archivada inicialmente y fue la Audiencia de Valencia la que ordenó reabrir la causa. Carlota Navarro ya declaró en condición de testigo. Para Pérez Garijo el incidente cobra ahora otra perspectiva a la luz del caso Imelsa.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50