Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La central eléctrica de Cortes de Pallás se pone en marcha tras el alud

La generación de energía se detuvo el pasado día 6 tras los desprendimientos que aislaron al pueblo

Instalaciones de la central de Iberdrola afectadas por los desprendimientos en el municipio de Cortes de Pallás.
Instalaciones de la central de Iberdrola afectadas por los desprendimientos en el municipio de Cortes de Pallás.

La Central Hidroeléctrica de La Muela I, parada tras el desprendimiento de rocas ocurrido en Cortes de Pallás el pasado 6 de abril, ha vuelto a funcionar hoy con normalidad, una vez realizadas todas las comprobaciones en materia de seguridad, según informaron fuentes de Iberdrola.

El desprendimiento de tierras, que no causó heridos, se produjo, por causas no precisadas, sobre un túnel de la central eléctrica de Iberdrola en Cortes de Pallás, junto al río Júcar, lo que obligó también a cortar el tráfico en la principal vía de acceso a la población y a establecer, con posterioridad, un servicio de transporte en barcaza para los vecinos.

Antes de la entrada en servicio de la planta, Iberdrola ha supervisado todos los equipos que la componen y ha realizado las pertinentes pruebas en sus sistemas de cara a garantizar una correcta operación de la instalación.

La primera fase de la entrada en servicio de La Muela I ha consistido en realizar comprobaciones de funcionamiento en turbinación, según han relatado las mismas fuentes.

Posteriormente, ha arrancado el bombeo, tras lo cual se ha notificado al operador del sistema, Red Eléctrica de España, la disponibilidad de la planta.

A lo largo de la semana que ahora termina, buzos profesionales han inspeccionado la zona de la toma de aspiración de la fase I de la central y sus informes concluyen que se encuentra en buen estado y no tenía daños estructurales.

Fuentes de Iberdrola han resaltado que, desde el primer momento, están prestando toda su colaboración desde a las administraciones públicas para "restituir, a la mayor brevedad posible, la normalidad de la zona afectada".