La patronal asume que también hay que escuchar a Podemos

Montiel y los presidentes de Cierval y la CEV constatan encuentros y divergencias

Antonio Montiel (Podemos), entre José Vicente González (Cierval) y Salvador Navarro (CEV).
Antonio Montiel (Podemos), entre José Vicente González (Cierval) y Salvador Navarro (CEV).Mònica Torres

La palabra “diálogo” marcó el primer encuentro de las organizaciones empresariales valencianas con los dirigentes de Podemos, este miércoles, dentro de la ronda de contactos con las formaciones políticas de cara a las elecciones del 24 de mayo. El presidente de la patronal autonómica Cierval, José Vicente González, fue muy expresivo al asegurar: “Hablar es importante, y escuchar es más importante que hablar”. González bromeó sobre las reticencias entre unos y otros: “Morder, no muerden. Y tampoco nosotros”.

Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), destacó la coincidencia en la defensa de una nueva financiación autonómica. “Estamos claramente de acuerdo”, constató. Extendió a la defensa de las infraestructuras la coincidencia y recordó que las inversiones estatales en la Comunidad Valenciana están por debajo del peso poblacional y del PIB. En ese punto, Antonio Montiel, secretario general autonómico y candidato a la Generalitat, —que acudió a la reunión acompañado por Àngela Ballester, integrante del equipo de dirección de Podemos que lidera Pablo Iglesias—, introdujo matices al señalar que su partido apoya el corredor mediterráneo, pero da preferencia a las redes de cercanías y a las infraestructuras que vertebren el territorio, como los ejes Alicante-Alcoi, Dénia-Gandia o Sagunto-Zaragoza.

En la cooperación público-privada, es decir, los conciertos y concesiones de servicios públicos a la gestión privada, un punto clave para los empresarios, quedó claro que existe una clara divergencia. “Defendemos la iniciativa privada por encima de la pública”, advirtió Navarro, que añadió, sin embargo, el acuerdo en la necesidad de que ese modelo esté marcado por la “transparencia”. “Es importante seguir hablando y dialogando”, concluyó.

La mayor discrepancia afecta a las concesiones

El combate al fraude fiscal y la defensa del tejido productivo ofrecieron otros puntos de coincidencia. “En el decálogo hay algunos puntos de coincidencia”, comentó Montiel sobre el documento de propuestas de los empresarios. “En otros se dan distintas intensidades”. El dirigente de Podemos consideró “intolerable” el déficit de financiación autonómica, cuya responsabilidad endosó a “una mala negociación de los partidos que han gobernado la Generalitat”, y apostó por el “diálogo con los empresarios” dado el “abandono por parte de las Administraciones públicas a la hora de buscar puntos de consenso en una planificación estratégica en términos industriales, turísticos y de generación de riqueza”.

Montiel calificó la corrupción de “lacra que ha devaluado las instituciones y ha llevado a la miseria moral y la pérdida de credibilidad” y abogó por “salir juntos de la crisis”. El candidato de Podemos dijo que es necesario “que fluya el crédito” y se recupere “el músculo financiero valenciano”, pero puntualizó que su partido, no solo está preocupado por las empresas, sino también por “el empleo de calidad” y por dar “prioridad a las familias”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A la pregunta de si les preocupa que Podemos gane las elecciones. José Vicente González respondió que los empresarios prefieren “gobiernos estables y predecibles”, lo que suele darse si están formados por “menos gente”. Pero asumió que no parece que ese vaya a ser el caso. “La aritmética electoral obligará a tomar decisiones y no es fácil hacer predicciones”, añadió. De todas maneras, insistió en que es importante “que todos escuchemos a todos”

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS