Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un exalcalde y la edil de Urbanismo de Calp, imputados por cuatro delitos

Una juez de Dénia reabre la investigación sobre la expropiación del solar del recinto ferial

Una juez de Dénia (Alicante) ha citado a declarar los próximos 13 y 14 de mayo en calidad de imputados al exalcalde de Calp (Alicante), Joaquín Tur (Bloc) y a Ana Sala, actual concejal de Urbanismo por el PP, por la comisión de varios presuntos delitos entorno a la expropiación de un solar de 15.000 metros cuadrados en los que el Ayuntamiento instaló un recinto ferial. La magistrada del juzgado de instrucción número 2 ha imputado además al técnico de la Administración General Juan Antonio Revert, al arquitecto municipal Alberto Mengual y a la secretaria municipal, Mercedes Mas.

El juzgado investigará dos presuntos delitos de prevaricación, así como otros dos contra la ordenación del territorio en determinados informes urbanísticos y el falseamiento de documento público. La decisión de la magistrada de reabrir una investigación penal sobre esta causa, sobreseída provisionalmente, data del pasado 5 de marzo a petición de la familia propietaria de los terrenos.

La reapertura del juicio tiene base en una sentencia firme alcanzada el 22 de abril de 2014 por un juzgado de lo Contencioso Administrativo de Alicante. Según esta, el Ayuntamiento habría incurrido en “una clara desviación” de poder al intentar quedarse los terrenos a través de una permuta cuando el cauce legal apropiado era la expropiación forzosa. Para ello requirieron de informes que dieran una aparente cobertura jurídica a una vía ilegal.

El motivo para actuar así estaba en el desacuerdo entre propietarios y Ayuntamiento en el justiprecio del solar: la oferta municipal era de 53.000 euros, mientras que los dueños demandaban 2,4 millones.

La juez de Dénia quiere conocer ahora si existió un presunta prevaricación en la justipreciación del solar durante el mandato de Tur y el porqué el Ayuntamiento se demoró tres años y siete meses en el cumplimiento legal de enviar el expediente de justiprecio al Jurado Provincial de Expropiación, un deber siempre que no exista acuerdo entre las partes. También investigará si a través del falseamiento de documentos el Consistorio intentó quedarse por el precio más económico posible con una parcela en la que instaló una carpa para 5.000 personas, como prueba la sentencia firme de 2014.

Los hechos se remontan al gobierno de Joaquín Tur que accedió a la alcaldía durante el pasado mandato tras sacar adelante de la mano del PP una moción de censura que apartó al PSPV del poder. En el 2012, ya con el popular y actual alcalde César Sánchez, el equipo de Gobierno sacó adelante una moción por la cual se garantizaba la permuta y no la expropiación, lo que ha llevado a la responsable de Urbanismo, Ana Sala, a la imputación.

La edil forma parte de la lista municipal del PP para las próximas elecciones, lo que supone un problema para Sánchez, ya que el PP de Alicante aprobó en 2014 no incluir imputados en sus listas. Tur abandonó el Bloc (partido englobado en Compromís) el pasado enero después de ser citado a declarar como imputado en otra causa, según informó La Marina Plaza.

En la actualidad, la familia propietaria no puede arrendar el lugar al encontrarse en "un limbo jurídico", según fuentes del caso. Se da la circunstancia de que este suelo, no urbanizable y a cinco kilómetros del casco urbano, contiene todos los servicios posibles: alcantarillado, tendido eléctrico, telefonía, etc. El Ayuntamiento se gastó alrededor de 300.000 euros en estas obras, 247.000 más de lo que ofreció a los propietarios. En este recinto se han llegado a celebrar tres ediciones del Oktober Fest de Calp (el peso de la población de origen germano en la zona es considerable) y varias ferias.