Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez imputa a todos los ediles del PSOE en Granada en víspera del 24-M

El instructor cita a los ocho concejales la semana que arranca la campaña

El candidato a la alcaldía de Granada por el PSOE, Francisco Cuenca. Ampliar foto
El candidato a la alcaldía de Granada por el PSOE, Francisco Cuenca. ep

El candidato del PSOE a la alcaldía de Granada y portavoz del grupo municipal, Francisco Cuenca, tendrá que declarar ante el juez como imputado en vísperas de la campaña electoral de las elecciones municipales. Cuenca, junto a los otros siete concejales de su grupo están citados los días 5 y 6 de mayo para prestar declaración por un posible delito de denuncia falsa. Además de Cuenca, que es el cabeza de lista, cinco ediles más integran la candidatura municipal socialista. Los otros dos no aspiran a la reelección.

La citación se produce en la investigación que inició el juez de Instrucción 4 de la capital, Antonio Moreno, tras la querella presentada por el alcalde, José Torres Hurtado (PP), contra el principal grupo de la oposición. El regidor respondía de esta manera a la acusación que previamente habían formulado contra él los socialistas por un supuesto pelotazo urbanístico. Era el caso del Palacio de Hielo, en el Cerrillo de Maracena.

Las declaraciones

  • De los ocho imputados en el caso, seis de ellos repiten en los primeros puestos de la candidatura del PSOE al Ayuntamiento de Granada en las elecciones municipales del 24 de mayo. Son: Francisco Cuenca, Ana María Muñoz, Baldomero Oliver, Raquel Ruz, Miguel Ángel Fernández y Jemima Sánchez.
  • Además tendrán que ir a juicio María Escudero y José María Rueda, secretario local del PSOE.
  • El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), exigió a los socialistas que pidieran perdón públicamente y anunció que si no lo hacían no descartaba emprender acciones legales.
  • Las citaciones judiciales serán los próximos 5 y 6 de mayo, declararán cuatro concejales cada día.

La denuncia, que propició la imputación del alcalde, además de empresarios y directivos de Caja Rural, se archivó en enero de 2014 tras la investigación y toma de declaración de los imputados.

El revés en parte fue para los denunciantes, los socialistas, a quienes el instructor de aquella causa arremetió por el “intento de politización” del asunto ya que, según constaba en el auto, la querella del PSOE no incluía “la especificación de las resoluciones supuestamente prevaricadoras”.

Tras el archivo, el alcalde presentó la querella ya que entendía que los concejales de la oposición podían haber cometido un delito de acusación o denuncia falsa al acusarlos de prevaricación, malversación y tráfico de influencias, entre otros. Torres Hurtado siempre tildó la denuncia del PSOE de “montaje”. El Juzgado de Instrucción 4 abrió diligencias hace un par de meses.

El instructor de este caso examinó la querella previamente archivada donde el juez consideró “sorprendente” que los socialistas afirmasen, por ejemplo, que no tenían conocimiento del cambio de uso del terreno que era objeto de la polémica puesto que se había votado en una reunión en la que estaban presentes. Tampoco estaban las resoluciones supuestamente prevaricadoras, ya que las decisiones fueron “justificadas en su forma y contenido”, según dijo el juez.

Los socialistas sostenían que el Ayuntamiento, gobernado por el PP, aceptó cobrar una deuda de ocho millones de euros con una parcela valorada en uno menos, por lo que se habría perdido un millón. Todo ello para la operación del palacio de hielo, que no llegó a construirse. El juez censuró que los querellantes omitieran “importantes datos” en su denuncia, planteada como si fuera un pelotazo urbanístico.

Cuando inició la investigación, el juez de Instrucción 4 consideró que tanto del auto de archivo del juzgado de Instrucción 1, que se había encargado de la querella anterior, como el de la Audiencia Provincial, que lo ratificó, podría “desprenderse la presunta falsedad de las imputaciones realizadas a sabiendas” por los concejales del PSOE.

La Audiencia incidió en el “carácter parcial, subjetivo, que no se ajusta a la realidad (cuando menos) e instrumentalizador de la querella interpuesta” y mantenía que los ediles del PSOE podían ser conocedores de las decisiones que se tomaron en esa operación, aunque ellos lo negaran.

El alcalde exigió a los socialistas que pidieran perdón públicamente y anunció que si no lo hacían no descartaba emprender acciones legales. Lo hizo y por este motivo el día 5 de mayo están citados cuatro concejales y el 6 los otros cuatro, Cuenca entre ellos.

Tendrán que prestar declaración ante el juez en calidad de imputados. De los ocho, seis repiten en los primeros puestos de la candidatura del PSOE al Ayuntamiento de Granada en las elecciones municipales de mayo. Los socialistas insisten en que la operación urbanística era irregular.