Los técnicos en huelga de Telefónica se manifiestan ante el Parlament

Autónomos y asalariados de las contratas que mantienen la red de Movistar se encuentran en huelga desde el 7 de abril

Todos llevan el uniforme azul y hasta un carné que los identifica como técnicos de la red de Telefónica, pero ninguno trabaja para la multinacional. La mayoría son autónomos y el resto, asalariados de contratas y subcontratas, o lo que la compañía del Ibex 35 llama "empresas colaboradoras". Más de 300 de estos profesionales se han concentrado este mediodía ante el Parlament para reclamar a los diputados que intercedan a su favor en la huelga indefinida que el sector mantiene desde el pasado 7 de abril en toda España y que la última semana ha sumado seguidores.

Telefónica sube cuotas y rebaja salarios, rezaba un cartel a las afueras de la Cámara. El comité de huelga calcula en unos 1.200 los empleados que siguen el paro en Cataluña. Según CC OO, cerca de 5.000 personas trabajan en las 11 empresas que ofrecen este servicio al gigante telefónico en la comunidad, entre ellas Abentel, Abengoa, ITC, Cobra, Cotronic, Liteyca, Teleco, Elecnor, Montelnor o Comfica.

A estas se suman miles de autónomos. Afirman que la gota que ha colmado el vaso ha sido una bajada de las retribuciones a principios de año que ha provocado que muchos de estos últimos "pasaran de ganar 1.000 euros mensuales a 300 limpios", según el presidente del comité de empresa de la contrata Cotronic, Aitzol Ruiz de Azúa. Telefónica, sin embargo, niega que las remuneraciones a sus contratas hayan cambiado. El sector pide que se acabe con este bucle que ha precarizado la profesión.

"Cuando empecé como autónomo en 2012, ganaba unos 3.000 euros mensuales. El mes pasado, saqué 1.300 , pero trabajando de lunes a sábado de 9 a 21", se queja un colaborador de una contrata en Girona que prefiere permanecer en el anonimato para evitar represalias de la compañía. "La precariedad no radica solo en los sueldos bajos sino también en tener que pagar por trabajar", lamenta.

Los técnicos por cuenta propia denuncian que se les aplica un sistema de penalización "injusto" que no solo les quita lo percibido sino que a veces hasta les hace pagar por una faena. "Por ejemplo, cuando atiendes una avería tienes que ofrecer 30 días de garantía. Eso significa que si en ese plazo se vuelve a estropear algo, debes regresar a arreglarlo y por esa segunda visita no te pagan, sino que te quitan lo que ganaste en la primera. Y si a los pocos días se vuelve a averiar, vas una tercera vez y te vuelven a penalizar. O sea, que al final no has ganado nada. Más bien has perdido dinero por trabajar tres veces", explica el autónomo de Girona.

En la manifestación de esta mañana en Barcelona, otros tres autónomos que colaboran con otra empresa lo confirman y aseguran que a ellos les exigen tres meses de garantía. "Por eso preferimos darle nuestro número al cliente y decirle que si algo se estropea, que nos llame directamente. De esta forma, seguimos trabajando gratis, pero al menos no nos cobran por hacerlo", explican.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los técnicos achacan estas prácticas a los criterios que impone Telefónica a sus contratas. La compañía, sin embargo, insiste en que se trata de un problema entre autónomos y empleados de las subcontratas. "Las empresas con las que trabajamos directamente no están en huelga. Además, no podemos saber qué condiciones tienen los contratos que estas firman con sus subcontratas", afirman fuentes de la multinacional, que a principios de abril decidió dejar desistir de la licitación que iba a realizar —y que según los técnicos rebajaría aún más sus salarios— y renovar los contratos actuales para calmar los ánimos. Aun así, tres sindicatos —CGT, AST y Co.Bas— han mantenido su convocatoria de huelga indefinida y los mayoritarios CC OO y UGT siguen adelante con paros de dos días a la semana —los miércoles y jueves— hasta fin de mes.

Los trabajadores se han reunido con todos los grupos parlamentarios, que han manifestado su predisposición a emprender una resolución para pedir a las empresas que se sienten a negociar y que no hayan despidos como represalia por la huelga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS