Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre ratifica al alcalde de Navalcarnero, triple imputado

La elección del regidor, muy criticada dentro del PP

Baltasar Santos, alcalde de Navalcarnero. Ampliar foto
Baltasar Santos, alcalde de Navalcarnero.

El discurso de Esperanza Aguirre a favor de la regeneración democrática y de una gestión intachable de los recursos públicos ha quedado seriamente en entredicho con la ratificación como candidato en Navalcarnero de Baltasar Santos, alcalde del municipio de 25.000 habitantes desde 1995 e imputado en tres procesos. La decisión de la presidenta del PP de Madrid y aspirante a la alcaldía del Ayuntamiento de la capital ha sido, a falta de la confirmación del Comité Electoral —donde hace unas semanas daban por sentado, “al 95%”, que Santos no sería el elegido—, muy mal recibida dentro del partido.

Santos no es el único imputado conformado como cabeza de lista por Aguirre de cara a las elecciones municipales de mayo. También han sido confirmados el alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, imputado por un presunto delito de cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, coacción y amenazas; José Ignacio Fernández Rubio, máximo responsable en Las Rozas y ratificado pese a estar procesado por un delito de prevaricación de su etapa como regidor de Guadarrama; y María Ángeles Herrera, alcaldesa de Ciempozuelos, imputada por irregularidades en las cuentas. En este último caso, el PP subraya que el Tribunal de Cuentas no aprecia indicios de delito.

“Que Baltasar Santos repita nos resta credibilidad y no es una cuestión menor: afecta a las candidaturas de los demás alcaldes del PP en la región, además de a las de Aguirre en el Ayuntamiento y a Cristina Cifuentes en la Comunidad”, lamentó un dirigente del PP autonómico. Otro responsable popular puso como ejemplo de “lo injustificable” de la elección de Santos que no repitiera el regidor de Leganés, Jesús Gómez: “No tendrá inteligencia emocional, pero su gestión está a años luz de la de Navalcarnero”.

La amenaza de Santos de escindirse del PP y montar un partido independiente que compitiese por el electorado conservador en Navalcarnero, y la negativa de otros cargos del PP a sustituirle pesaron en la confirmación de Santos como alcalde, señalan distintas fuentes del partido. El PP gobierna la ciudad con 12 ediles, por los siete del PSOE, uno de IU y otro del Partido Democrático Popular (PDAP). Navalcarnero, que no presenta cuentas desde 2008, está en quiebra con una deuda por encima de los 114 millones de euros, según un informe de la Intervención del pasado septiembre. Un ejemplo de la gestión de Santos es el sobrecoste del 1.860% en las obras de rehabilitación del casco histórico (pasó de 586.000 euros a 11,5 millones).

José Luis Adell, portavoz del PSOE en Navalcarnero, criticó “la falta de escrúpulos democráticos” de Aguirre para elegir a Santos “pese a las tres imputaciones por delitos de corrupción” de Santos. Alcalde en los años ochenta y noventa del municipio, Adell también hizo hincapié en los informes “demoledores” de la Cámara de Cuentas y de la Intervención General de la Administración del Estado, adelantados los últimos meses por EL PAÍS.

“Lejos de luchar contra la corrupción, el Partido Popular de Madrid la defiende, ampara y premia en Navalcarnero”, denunció Juan Benito, del PDAP. “La triple imputación de Santos, en causas en las que queda claro la comisión de fraudes de ley, responsabilidad contable y falsedad en documento público no han sido obstáculo para Aguirre”, apostilló.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram