Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Compromís se ofrece como opción capaz de gestionar reformas y pactos

Oltra enfatiza, con Morera y Ribó, que es la única fuerza que no depende de Madrid

Juan Ponce, Enric Morera, Mònica Oltra y Joan Ribó con el lema de campaña de Compromís.
Juan Ponce, Enric Morera, Mònica Oltra y Joan Ribó con el lema de campaña de Compromís.

La Coalició Compromís estrena sede, pero no trayectoria. La candidata a la presidencia de la Generalitat, Mònica Oltra, insistió en ello ayer al presentar la campaña para las elecciones del 24 de mayo. “Somos el grupo que más ha trabajado en las Cortes Valencianas”, proclamó, tras considerar que la suya ha sido “la opción más visible” contra el “abuso de poder” del PP. El lema “Amb valentia”(“Con valentía”) de la campaña visualiza esa circunstancia.

“La situación es muy difícil”, advirtió Oltra, en alusión a “la estela de desolación” que ha dejado el PP en dos décadas de hegemonía. “Costará mucho enderezarla”. Y para eso harán falta valentía y capacidad de diálogo. La candidata de Compromís resumió en tres aspectos el escenario que dibujan las próximas elecciones: “Vamos hacia panoramas plurales y diversos; la gente ha perdido el miedo a votar opciones fuera del PP y el PSOE y se va a pensar más el voto que en las encuestas”.

Ante una situación sin mayorías absolutas como la que se perfila, Oltra, que se presenta en el cartel electoral como “tu presidenta”, aludió al complejo proceso de primarias de Compromís: “Sabemos qué es gestionar la pluralidad y entenderse”. Frente al arduo trabajo que espera al nuevo Gobierno valenciano, reivindicó la tarea de su grupo y se desmarcó de formaciones, a las que no citó, que “no tienen bagaje y no sabemos qué harán porque no sabemos qué han hecho”.

La candidata alerta frente a “los que no tienen bagaje y no sabemos qué harán”

Oltra no le tiene miedo al pacto. “Somos los primeros que hemos hablado de su necesidad”, dijo, para asegurar que los acuerdos deben condicionarse a las propuestas. “No hace falta un libro; a lo mejor con diez propuestas hay suficiente”, señaló. Y añadió que Compromís negociará desde Valencia. “Nadie vendrá de Madrid ni de Barcelona a decirnos qué hemos de hacer”.

En su flamante sede de la calle de Guillem de Castro, que todavía olía a paredes recién pintadas, otros dirigentes de Compromís lo reiteraron. “Somos la única opción que solo tiene lealtad al pueblo valenciano”, dijo Enric Morera, “la única a la que no se manda desde fuera”. El candidato a la alcaldía de Valencia, Joan Ribó, comentó: “Somos gente de aquí, nuestra capital es Valencia”. Ribó insistió mucho en el diálogo como “un elemento fundamental” frente a los 24 años de “ordeno y mando” de Rita Barberá. El candidato y portavoz municipal resaltó la importancia de la participación y advirtió: “Estas elecciones no son de protesta, como fueron las europeas; son para escoger gobiernos en la Generalitat y los Ayuntamientos”.