Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sortu acusa a Calparsoro de actuar como un peón del Estado en su contra

La formación defiende que la decisión del fiscal superior "tiene poco de jurídico"

La dirigente de Sortu Amaia Izko, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles en San Sebastián.
La dirigente de Sortu Amaia Izko, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles en San Sebastián.

Sortu ha acusado esta tarde al fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, de actuar como un peón dentro de la estrategia del Estado contra la izquierda abertzale. La dirigente de la formación Amaia Izko ha ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián para hacer pública la opinión del partido sobre la decisión del fiscal de no oponerse a que el Tribunal Superior del País Vasco admita a trámite la querella interpuesta por Dignidad y Justicia contra Hasier Arraiz por las declaraciones en las que animó al pueblo vasco a "dar jaque mate a la Guardia Civil".

Calparsoro considera que las palabras del presidente de Sortu pueden "en principio" constituir un delito del artículo 504.2 del Código Penal, de injurias o amenazas contra el Ejército o Cuerpos de Seguridad.

"A la vista de que poco tienen de jurídico estas actuaciones, la lectura de las cosas nos lleva a considerar que el fiscal en este caso no está haciendo sino ocupar un lugar más dentro del propio aparato del Estado. Además, optando por una actitud bastante activa", ha asegurado Izko preguntada por si la actuación de Calparsoro puede considerarse como la de un peón dentro de la estrategia del Estado contra la izquierda abertzale.

Izko ha recordado que las palabras de Arraiz fueron la respuesta de Sortu al desarrollo de una operación de la Guardia Civil llamada Mate, continuación de otra denominada Jaque contra el entorno de ETA, en la que fueron detenidas 16 personas el pasado enero. La Guardia Civil acusó a los arrestados, la mayoría de ellos abogados, entre los que se encontraba la propia Izko, de fraude, blanqueo de dinero y delitos contra la Hacienda Pública. Tres de los detenidos continúan en prisión.

La representante de Sortu ha vuelto a defender, como ya hizo Arraiz en enero, que "la Guardia Civil debe irse de Euskal Herria. Qué se vayan ya", ha reclamado. Izko ha defendido que el cuerpo "es uno de los poderes fácticos que más está presionando al Gobierno español para impedir cualquier solución al conflicto". "La única violencia que sufrimos los ciudadanos vascos es la violencia del Estado español y de la Guardia Civil que tan bien la representa", ha comenzado Izko su intervención.