Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Pasión más austera

Philippe Herreweghe ofrecio en el Auditori su austera y rigurosa lectura de la obra de Bach

En menos de dos semanas se han podido escuchar en Barcelona las dos grandes Pasiones de Johann Sebastian Bach en lecturas a cargo de dos pioneros en la interpretación con instrumentos originales y criterios históricos. Primero fue el viologambista y director catalán Jordi Savall, que el pasado 15 de marzo, en el Palau de la Música, dirigió por primera vez en su carrera La Pasión según San Mateo. La segunda tuvo lugar el viernes en el Auditori, donde el director flamenco Philippe Herreweghe ofrecio su austera y rigurosa lectura de la Pasión según San Juan.

PASIÓN SEGÚN SAN JUAN

PASIÓN SEGÚN SAN JUAN, de Johann Sebastian Bach. Thomas Hobbs, tenor. Tobias Berndt, barítono. Grace Davidson, soprano. Peter Kooy, bajo. Damien Guillon, contratenor. Zachary Wilder, tenor. Collegium Vocale Gent. Philippe Herreweghe, director. Temporada de Música Antigua. Auditori de Barcelona. 27 de marzo.

Savall y Herreweghe dominan el estilo y la práctica bachiana, y en consecuencia eliminan de raíz cualquier adherencia romántica en las partituras. Les une la devoción por Bach, y en el caso de las Pasiones, Herreweghe aporta cuatro décadas de experiencia dirigiendo estas obras; la de San Juan es más lírica, y el empleo de las turbas como elemento de cohesión narrativa la hace más propicia a las versiones dramatizadas, pero el director flamenco la vive desde la austeridad, sin la mínima concesión temperamental

Ciertamente, otros pioneros del movimiento historicista, como Harnoncourt o Gardiner, tensan más el discurso en los episodios de mayor dramatismo; Herreweghe no cede ante las tentaciones y busca la emoción precisamente en la ausencia de efectismos, en la pureza sonora como vía hacia la más conmovedora expresividad. Su trabajo, exquisito en la pureza coral, es el de un orfebre guiado por la humildad del intérprete ante la grandeza espiritual de Bach.

Efectivos algo cortos

Cuenta para lograr sus objetivos con el coro y la orquesta Collegium Vocale Gent, instrumentos que fundó en 1970 y ha ido moldeando con artesana eficiencia a lo largo de cuatro décadas y media. Cantaron y tocaron bien, pero con efectivos algo cortos para la sala grande del Auditori.

El expresivo y entregado Evangelista del tenor Thomas Hobbs y el experimentado Pilatos del bajo Peter Kooy fueron los mejores intérpretes del equipo de solistas. Estuvo correcta la soprano Grace Davidson pero el contratenor Damiel Guillon fue poco audible; el barítono Tobias Berndt (Jesús) y el tenor Zachary Wilder sustituyeron en el último momento a Florian Boesch y Robin Trischler con resultados poco brillantes.