Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi 10.000 personas visitan los jardines de Muñoz Ramonet

El exterior de la casa del la calle Muntaner se ha podido visitar los fines de semana de los últimos tres meses

Sólo están abiertos los jardines, pero los visitantes tienen más curiosidades.
Sólo están abiertos los jardines, pero los visitantes tienen más curiosidades.

Había expectación por conocer lo que se escondía tras los muros de la finca de la calle Muntaner (número 282) de Barcelona que perteneció a Julio Muñoz Ramonet. Tanto, que 9.791 personas los han visitado en los 22 días que ha abierto las puertas este jardín histórico recuperado para la ciudad, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi. Habían pasado casi dos décadas en las que era imposible hacerlo por la disputa entre las hijas del industrial y el Ayuntamiento de Barcelona por hacerse con este palacete y la rica colección de obras de arte que contenía tras dejarlo en herencia Muñoz Ramonet a la ciudad en 1991.

Tras el éxito de la primera jornada de puertas abiertas (el pasado 18 de diciembre), los responsables municipales decidieron alargar la posibilidad de visitar este jardín creado por Jean Claude Nicolàs Forestier para el Marqués de Alella, primer propietario de la finca, durante los fines de semana de los tres primeros meses del año, de 10 a 17 horas. Una decisión que seguro tuvo mucho que ver con la proximidad de las elecciones municipales.

A partir de ahora los jardines volverán a cerrarse al público para llevar a cabo una serie de reformas. A saber: sustitución de los pavimentos deteriorados, arreglo del estanque, mejora de la iluminación, así como la recuperación del arbolado y nueva plantación de especies con la intención de que el jardín recupere el aspecto que tuvo en origen, alrededor de 1916, pese a las transformaciones posteriores.

Mientras, sigue en los juzgados la lucha por la colección de arte. Esta misma semana, los peritos contratados por el Ayuntamiento declararon en el Juzgado de Instrucción número 29 que lleva la querella criminal contra las cuatro hijas que las más de 800 obras que han desaparecido del interior del palacete desde 1991 “están valoradas en cientos de millones”.

Más información