Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bizkaia aprueba los cambios que permiten la segregación de Usansolo

La oposición consideran "electoralista" la medida a dos meses de las elecciones

El pleno de las Juntas Generales de Bizkaia celebrado este miércoles en Gernika, el último de la legislatura, ha aprobado el proyecto de norma foral de modificación de la norma foral de diciembre de 2012, de demarcaciones territoriales de Bizkaia, que posibilita la segregación de parte de un municipio para constituir otro independiente.

El diputado foral de Presidencia, Unai Rementeria, ha explicado que con estos cambios que se proponen en el proyecto de modificación de la norma foral "se posibilita la segregación de parte del territorio de un municipio para constituir un municipio independiente, siempre que el resultante supere los 2.500 habitantes, no suponga una reducción de la calidad de los servicios y se demuestre la viabilidad económica".

Asimismo, ha indicado que "se incluyen también las desanexiones de aquellos territorios que en su día fueron municipios independientes". Además, ha señalado que, "de acuerdo con las modificaciones propuestas, los ayuntamientos afectados en todos los supuestos que determinará la nueva norma podrán acordar la convocatoria de una consulta ciudadana en la que se pueda mostrar su opinión favorable o contraria".

La apoderada el PP Carmen Carrón ha criticado que, "aunque se presente como una norma de modificación para toda Bizkaia, no deja de ser una norma específica hecha para "poner parches" a "un caso singular y particular", en referencia al barrio de Usansolo, en Galdakao. Asimismo, ha criticado que, "algunos, por intereses partidistas o por clave electoral deciden algo que va a afectar a toda Bizkaia".

Para el PP, que presentó enmienda a la totalidad en este punto, es "un error permitir que en Bizkaia" pueda haber más segregaciones y, en el caso concreto de Usansolo, cree que "no sería bueno ni para Usansolo, ni para Galdakao ni para Bizkaia", ha dicho Carrón, para advertir de que "no se debe gobernar por intereses políticos o partidarios, con sentimientos o con sensaciones, sino que las consideraciones de índole político siempre tienen que estar por debajo de las consideraciones de la lógica".

El PNV defiende que 2.500 habitantes es un límite realista para la viabilidad del  municipio

A su entender, querer aprobar esta modificación "a dos meses de la elecciones a todo correr, no es bueno para los intereses generales de los vizcaínos, porque gobernar a golpe de impulso electoral nunca ha traído nada bueno".

Por su parte, el portavoz socialista, Iñaki Egaña, se ha mostrado en contra de la modificación de la norma porque consideran, como "hace dos años" argumentaba el PNV", que "las segregaciones de los barrios tienen unos costes económicos inasumibles".

"En este periodo de dos años creemos que la situación económica no ha variado en absoluto como para que se pueda modificar criterios políticos", ha afirmado, para añadir que "el único criterio político que el PNV ha podido utilizar en este momento creemos que es más por el tiempo en el cual está hecho de carácter electoral, y no un carácter de dar solución a una reivindicación, en su caso".

No obstante, los socialistas, que están en contra de la segregación de municipios y también presentaron enmiendas, creen que "se debe dar una salida al barrio de Usánsolo" y han apostado por la creación de una comisión gestora, a la vez que ha considerado que Usánsolo "tiene que tener la posibilidad, por lo menos, de tramitar su expediente de segregación del municipio de Galdakao".

La portavoz de Bildu, Irune Soto, ha afirmado que "Usánsolo dijo alto y claro que quería ser pueblo, los usansolotarras ya han hablado", por lo que a preguntado a Rementeria "por qué siguen poniendo trabas con esta modificación que son solo parches".

Soto ha asegurado que "Usánsolo será el municipio 113 de Bizkaia, quieran ustedes o no, pongan ustedes las trabas que pongan", porque los vecinos de Usansolo "no se van a rendir pese a sus parches".

Por su parte, el apoderado del PNV Andoni Atutxa ha considerado que "2.500 habitantes es un límite realista para la viabilidad del municipio" y ha negado que la modificación de esta norma esté impulsada por "un ánimo electoral" porque "llevamos meses en esta Cámara tratando este asunto".

"Creemos que se deben dar las reformas propuestas en la norma, y vamos a seguir apostando por ellas", ha manifestado, para acusar a los socialistas de intentar "nadar y guardar la ropa, posibilitando un caso concreto", el de Usánsolo, pero "impedir cualquier otro".