Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía comienza a dibujar el futuro mapa político de España

Podemos y Ciudadanos se miden con los partidos tradicionales en la primera cita de 2015

Elecciones Andaluzas 2015
Una empleada de un colegio de Dos Hermanas (Sevilla), prepara una urna.

Andalucía, la comunidad más poblada de España, tiene este domingo una cita con las urnas que se puede etiquetar como histórica. 6,5 millones de electores están convocados para designar a sus gobernantes, sí, pero también van a poner a prueba por primera vez la dimensión del nuevo ciclo político que auguran las encuestas. PSOE, PP e IU, los partidos viejos, se enfrentan a los llamados emergentes, Podemos y Ciudadanos. Lo hacen en una comunidad, no obstante, en la que el impacto de estas formaciones parece que va a ser menor que en el conjunto de España, pero en la que sí pueden tener voz y voto para garantizar la estabilidad. Luego, en este intenso año político, vendrán elecciones municipales, autonómicas, catalanas y generales.

La presidenta de la Junta y candidata socialista, Susana Díaz, parte como favorita, lo que permitiría al PSOE encadenar 37 años de Gobierno en la única región en la que no ha habido alternancia. El escenario poselectoral que dibujan los sondeos es de difícil gestión por la división del voto y todo apunta a que serán necesarios acuerdos tras el 22-M para asegurar la gobernabilidad.

El candidato del PP, Juan Manuel Moreno, ha intentado evitar el desplome de su partido en esta campaña y presentarse como única alternativa real al PSOE en Andalucía. Y los aspirantes de IU, Antonio Maíllo; Podemos, Teresa Rodríguez; y Ciudadanos, Juan Marín, han luchado por ser decisivos tras el 22-M. A continuación, la campaña andaluza en diez claves:

LA ESTRATEGIA DEL PSOE. Susana Díaz contra Rajoy. Susana Díaz ha situado como gran rival en esta campaña al Gobierno de Mariano Rajoy y apenas ha mencionado a Moreno. Ha sido una campaña personalista, todo se ha movido en el PSOE en torno a la figura de la candidata.

LA CAMPAÑA DEL PP. Desembarco del Gobierno. El despliegue del Gobierno para arropar a Juan Manuel Moreno ante la debacle que auguraban los sondeos ha sido espectacular. Rajoy ha acudido seis veces a Andalucía durante la campaña. Y las visitas de ministros han sido casi diarias.

EL PAPEL DE PEDRO SÁNCHEZ. En Moncloa y en San Telmo. Ha sido el contraste. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, solo ha acudido en dos ocasiones a la comunidad. La relación de Sánchez y Díaz es muy fría. En el mitin de Almería, el viernes 13, Sánchez propuso a Díaz tejer una alianza con él en La Moncloa y ella en el Palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta. Díaz no respondió a Sánchez. Fue un silencio atronador.

PODEMOS SE LÍA CON EL PER. Rodríguez y el clientelismo. Desde hace años, ningún partido incluye el Plan de Empleo Rural (PER) en el debate político. Teresa Rodríguez lo ha hecho para hablar de “redes clientelares” alrededor de un sistema que garantiza el trabajo a más de 400.000 trabajadores del campo. Le llovieron críticas.

EL PP Y CIUDADANOS. “Que no mande Albert”. El crecimiento de Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, ha preocupado en el PP. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, tuvo un sonado desliz cuando dijo en un mitin que no quería que en Andalucía mandara alguien que se llamara “Albert” y que en esta comunidad se mandara desde Cataluña. Luego se disculpó.

LOS DEBATES TELEVISIVOS. Moreno gana enteros. Moreno ganó enteros, sobre todo internamente, en los dos debates televisivos celebrados entre los candidatos de PSOE, PP e IU. Mantuvo el temple en el segundo, en TVE, en el que Díaz buscó el combate directo con continuas interrupciones.

ANGUITA ABRAZA A PODEMOS. Reaparece el exlíder de IU. Julio Anguita, el histórico líder de IU, reapareció en una campaña autonómica 15 años después. Abogó por tender la mano a Podemos, el partido de Pablo Iglesias. Lo dijo en la recta final de la campaña en un acto de IU, cuando Maíllo lucha con Podemos para no ser barrido del mapa político autonómico.

Y FELIPE GONZÁLEZ HABLÓ. El error con los imputados. El expresidente del Gobierno Felipe González, en una entrevista en EL PAÍS, dijo que tenía información de que Díaz se iba a quedar en Andalucía varios años y que no iba a dar a corto ni medio plazo el salto a la política nacional. También dijo que es un “error” excluir a todos los imputados de las listas, algo de lo que presume Díaz.

EL FACTOR ALAYA. La juez no interviene. Casi todos los partidos esperaban alguna actuación de la juez de los ERE, Mercedes Alaya, que ha tomado decisiones polémicas en todas las campañas electorales desde 2011, que propiciaron quejas del PSOE. En esta ocasión, ha pasado desapercibida.

EL VOTO DEL VÉRTIGO. Los electores ante la urna. Los partidos tradicionales apelan al voto útil y creen que hay voto oculto. En esta campaña también confían en lo que se podría definir como el voto del vértigo. Es decir, el de antiguos votantes que piensan apoyar a los emergentes y que en el último instante, casi a pie de urna, se arrepientan por la incertidumbre que puedan suscitar Podemos y Ciudadanos.

Más información