elecciones andaluzas
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Un pacto de izquierdas

Andalucía necesita un Gobierno progresista porque la mayoría de los ciudadanos lo quiere

El veredicto de las urnas quedará claro el domingo 22: ningún partido tendrá mayoría absoluta. El que más votos obtenga deberá buscar aliados, permanentes o puntuales, para gobernar la comunidad. Están condenados a entenderse.

La cuestión por tanto no es quién ganará las elecciones. Todos los sondeos afirman que será el PSOE. La cuestión es cómo y con quién gobernará. Quiénes y con qué condiciones serán sus aliados, pues es posible que necesite más de uno.

Los andaluces ya han contestado esos interrogantes. Una de las últimas encuestas, la de la Cadena SER, señala que la mayoría (29%) prefiere un pacto del PSOE con las formaciones de izquierdas (IU, Podemos). Le sigue un Gobierno socialista en solitario (18%), una alianza con Ciudadanos (15%) y, en último lugar, el ensayo de una gran coalición PSOE-PP que algunos reclaman para España.

El último sondeo de este periódico señala por su parte que los andaluces desean en primer lugar que gobierne la lista más votada, seguida por una coalición PSOE-IU. Otro dato interesante: solo el 20% se declara de derechas en las grandes ciudades y el 16,7% en las áreas rurales.

De este sondeo se deduce que hay una holgada mayoría a favor de los partidos de izquierda: un 59,9% de la ciudadanía, frente al 41% que apoya opciones de centro y derecha (Ciudadanos y PP). El Parlamento registraría un bloque de 68 diputados de izquierda y 41 de centro y derecha. Inapelable.

Lo lógico, pues, sería que gobernara la izquierda. Aunque la candidata socialista, Susana Díaz, ha reiterado que no pactará ni con el PP ni con Podemos. Una posición no compartida, por ejemplo, por el candidato socialista en la Comunidad de Madrid, el catedrático Ángel Gabilondo, que pretende “hablar con todos”, incluido Podemos. ¿Por qué no?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las soluciones de los problemas (paro, hachazos en sanidad, educación y dependencia) pasan por una política de izquierdas, no por las reformas ultraliberales y los recortes austericidas. Por tanto, no con una alianza PSOE-PP, como propone el popular Juan Manuel Moreno, para evitar la llegada de Podemos al Consejo de Gobierno.

Tampoco se debería optar por la opción más sencilla, un pacto con Ciudadanos, que según el sondeo de este periódico sumaría mayoría absoluta, si esa alianza significa un desvío del camino trazado por el último Gobierno de izquierdas. Un partido cuyo líder andaluz, Juan Marín, escribía ayer en este diario, de manera algo arrogante, que solo estarán en un Gobierno que presida.

Si Díaz quiere ser referente nacional como líder de la nueva izquierda socialista no debe coquetear con los partidos del centro-derecha. Eso piensa la mayoría de la población por lo leído en las encuestas. Veremos si el domingo se confirma esa percepción en las urnas.

@JRomanOrozco

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS