Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV se integra en Gernika en la candidatura del alcalde de EA

La sorprendente coalición aleja del poder a EH Bildu, que había prescindido del actual edil

Itxaso Atutxa con José María Gorroño este martes en Gernika.
Itxaso Atutxa con José María Gorroño este martes en Gernika. EFE

La simbólica localidad vizcaína de Gernika ha alterado el mapa político con una estratégica decisión que afecta a los dos principales partidos vascos. El actual alcalde de este municipio y afiliado a Eusko Alkartasuna (EA), José María Gorroño, se ha asegurado el respaldo del PNV para ensamblar una candidatura a las próximas elecciones locales una vez que EH Bildu no le renovara su confianza para aspirar a un nuevo mandato y que le garantizará una holgada victoria.

Esta inesperada coalición ha sido presentada este martes en Gernika después de la ratificación por las bases del PNV, auténtico escollo para su viabilidad por la trascendencia del acuerdo. El impulso de la dirección del PNV en favor de este entendimiento con Gorroño a nivel particular ha sido determinante para disipar las reconocidas reticencias que provocaba la alianza entre dos realidades políticas distancias desde la escisión del mundo nacionalista.

Gorroño y la presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, han escenificado este mediodía el acuerdo para concurrir como una única lista  con un apretón de manos ante la escultura de Nestor Basterretxea "Agonía de fuego", en recuerdo al bombardeo de Gernika. La candidatura tendrá como objetivo compartido reactivar económicamente el municipio y la comarca del Urdaibai.

Con este entendimiento, los nacionalistas ponen tierra de por medio con la coalición soberanista, que se verá privada en mayo de una alcaldía de reconocida trascendencia. Además, este golpe de timón en Gernika coincide con un momento de especial tensión entre PNV y EH Bildu una vez que el EBB rechazara la propuesta independentista sobre paz y convivencia.

La cabeza de lista del PNV será ahora la 'número dos' de Gorroño

Gorroño no ha renunciado a su condición de militante de EA a pesar de haber sido objeto de una pública desautorización con la pérdida de confianza ante las próximas elecciones. Así, se acerca a su tercer mandato y, además, con la tercera una sigla diferente. Hace ocho años derrotó al PNV como cabeza de lista de EA y en las siguientes elecciones repitió victoria como líder de la candidatura de la coalición soberanista EH Bildu.

El acuerdo obliga a María Uribe, nominada inicialmente por el PNV como cabeza de lista, a ser la futura número dos de Gorroño. Además, el alcalde ha conseguido incluir a cinco de sus seguidores entre los diez primeros de la lista.

Precisamente esta triple condición en apenas dos legisluras mereció las críticas de Hasier Arraiz, presidente de Sortu. "Las siglas es lo que menos importa al actual alcalde de Gernika, que solo es 'Gorroñista", dijo tras conocer la decisión de encabeza una candidatura municipal. "Esto demuestra también porqué no era la persona idónea para encabezar la candidatura de EH Bildu", añadió. El alcalde aludido ha replicado diciendo que es "gernikesista", al igual que quienes le acompañan en este nuevo paso político.

Gorroño había quedado fuera de las listas de EH Bildu, después de ser apartado por la dirección de EA, pese a recibir el apoyo de las bases del partido en el municipio. Esta complicada situación interna ha provocado la reacción de Pello Urizar, líder del partido, quien ha admitido que la decisión de Gorroño "no es fácil de asumir", aunque ha destacado que demuestra que la opción tomada por EA dentro de EH Bildu de no incluirle en la candidatura "fue la correcta". Además, ha manifestado que "cada uno tiene sus propias normas dentro de casa" y que, en el caso de EA, "toda la militancia acordó que, aunque se tengan en cuenta las decisiones de nivel municipal, siempre tendrán prioridad las decisiones de nivel nacional".