Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ifema cubre la fuerte caída de congresos con más ferias ajenas

Fitur supuso uno de cada diez euros de ingresos, según la contabilidad de 2014

Los recintos feriales de Ifema. Ampliar foto
Los recintos feriales de Ifema.

Las cuentas de Ifema, a las que ha tenido acceso EL PAÍS, indican que cerró 2014 con un beneficio de 100.000 euros tras facturar casi 100 millones, impulsada sobre todo por Fitur (la feria de turismo supuso uno de cada diez euros). La institución pública, que mantiene sus presupuestos bajo la más absoluta confidencialidad, prevé un derrumbe del negocio de congresos y convenciones en 2015, que suplirá albergando ferias organizadas por otras empresas (la principal, el Salón del Gourmet). El mayor gasto de Ifema es de personal (22,6 millones); además, destina 3,4 millones a comisionistas y colaboradores para engordar su cartera de ferias.

Ifema es un consorcio creado en 1979 para montar ferias y congresos, que integran la Comunidad de Madrid (31%), el Ayuntamiento de la capital (31%), la Cámara de Comercio (31%) y la Fundación Caja Madrid (7%). Hasta el año pasado dependía del Gobierno regional, pero la Intervención General de la Administración del Estado comunicó en mayo que pasaba al Ayuntamiento. Ni uno ni otra han desvelado nunca sus cuentas en detalle, y han excluido a la oposición de los órganos rectores. Los únicos datos públicos provenían hasta ahora de la escueta memoria publicada en Internet (la última, de 2013), y de un informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas de 2011.

EL PAÍS ha tenido acceso a las cuentas de 2014 y 2015, un documento calificado como “estrictamente confidencial” que el gobierno municipal de Ana Botella (PP) se había negado a suministrar y que desgrana las principales magnitudes económicas. Los ingresos del consorcio se han mantenido en los últimos años en el entorno de los 100 millones (excepto en 2013, cuando cayeron a 85,6).

Ifema cerró 2014 con 94,5 millones de ingresos y 78,9 millones de gastos; la práctica totalidad de su Ebitda se destinó a amortizar inversiones acometidas en los últimos años, de forma que los beneficios se quedaron en 100.000 euros. Para 2015, prevé ingresar 97 millones y gastar 81 millones, con uno beneficio de 200.000 euros. Sus principales ingresos llegan de organizar ferias propias (78,5 millones en 2014 y 76,8 millones en 2015). Albergar eventos de otras empresas aportará 10,5 millones en 2015, frente a los 5 millones de 2014 (un 110% más). Por contra, los congresos y convenciones caerán un 31% (de 7,1 a 4,8 millones).

La feria propia más importante es Fitur (9,9 millones de ingresos en 2014), seguida de Fruit Attraction (5,7 millones), Arco (4,1 millones) y la edición de otoño de Intergift (4 millones). Por beneficios, la más rentable es Fitur (5,8 millones), a mucha distancia de Fruit Attraction (3,3 millones), Intergift (2,1 millones en enero y 2,6 millones en septiembre), Climatización (1,4 millones), Momad Metropolis (1,3 millones en febrero y 1,3 en septiembre) y Arco (1,2 millones). Según el presupuesto de 2015, Fitur obtendrá 6,1 millones de beneficios, y Arco 1,5 millones.

Los certámenes propios son mucho menos rentables: las Olimpiadas de Formación Profesional, por ejemplo, costaron 2 millones y proporcionó 366.000 euros de beneficios; Mulafest costó 1,1 millones y dio 16.000 euros. Y la primera edición de Gamergy salió por 200.000 euros pero supuso unas pérdidas de 50.000 euros.

Tampoco las ferias organizadas por otras empresas alcanzan la rentabilidad de las propias: la principal es el Salón del Gourmet (750.000 euros de beneficio). En 2015 confía en ganar 4,4 millones por la feria farmacéutica CPHI (en 2013 y 2014 no se celebró).

Los ingresos de Ifema provienen sobre todo de los expositores (49 millones en 2014), los servicios (15,1 millones), el alquiler de pabellones (9,3 millones) y los visitantes (3 millones). El principal gasto es el de personal (22,6 millones), seguido de promoción y publicidad (14,6 millones), costes operativos (13,5 millones) y costes del recinto (11,6 millones).

Más en detalle, los gastos de promoción en 2014 corresponden a 3,3 millones para material gráfico; y 8,8 millones para anuncios en prensa, radio e internet.

El “programa de compradores, presentaciones y ruedas de prensa” asciende a 2,5 millones.

Los costes del recinto fueron ocho millones en mantenimiento, limpieza y seguridad; 264.000 en reparaciones y 3,4 millones en luz, agua, gas y teléfono.

Hay una partida de otros gastos (16,6 millones) que incluye el pago de 3,4 millones a “asociaciones, comisionistas y colaboradores” que “incrementan la cartera de ferias propias”. Los desfiles, jornadas técnicas y otras actividades coincidentes con ferias costaron 5,4 millones. Servicios auxiliares como traducción, call center, fotografía o locomoción sumaron 1,8 millones. Y otros siete correspondieron a impuestos y tasas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram