El brazo derecho de Carlos Fabra se descarta como candidato a Vall d’Alba

Francisco Martínez está procesado por presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, fraude y negociaciones prohibidas en el caso de la depuradora de Borriol

Francisco Martínez, alcalde de Vall d'Alba y expresidente de la Diputación de Castellón.
Francisco Martínez, alcalde de Vall d'Alba y expresidente de la Diputación de Castellón.

El exvicepresidente de la Diputación de Castellón y alcalde de Vall d'Alba, Francisco Martínez, imputado en el caso de la depuradora de Borriol, ha anunciado en un comunicado su intención de no volver a presentarse a la alcaldía tras haber ejercido el cargo durante 24 años.

Martínez, que durante 20 años fue el brazo derecho de Carlos Fabra, está procesado por los presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, fraude y negociaciones prohibidas en el caso de la depuradora de Borriol, en el que también están imputados dos de sus hijos, el apoderado de su empresa, el exdiputado y exalcalde de Borriol, Adelino Santamaría y dos técnicos de la Diputación.

Según el comunicado, la decisión de descartarse para la candidatura es otra que su delicada situación judicial: "Tras 24 años de servicio a los valldalbenses y a los castellonenses, es el momento de volver a dedicar tiempo a mi familia, tras muchos años sacrificando mi vida personal por mis tareas y responsabilidades políticas. Es el momento de dejar paso a otras personas para que trabajen al servicio de los vecinos".

El comité electoral local ha decidido proponer a la dirección provincial del PP de Castellón que la persona que sea candidato del PP sea Marta Barrachina, actual teniente alcalde en el equipo de gobierno del Ayuntamiento. Asimismo, ha subrayado que "la gran renovación que ha vivido Vall d'Alba en materia de infraestructuras y servicios desde hace más de dos décadas lleva la firma de Francisco Martínez".

Martínez fue destituido en enero de 2014 como vicepresidente de la Diputación de Castellón por el presidente de la institución, Javier Moliner, despues de que Compromís hiciera públicas supuestas irregularidades en la expropiación de los terrenos en los que se iba a construir la depuradora de Borriol por parte de la Corporación Provincial. Esos terrenos eran propiedad de las empresas de Martínez y sus hijos y, según Compromís, se iban a expropiar a un precio seis veces superior a lo habitual.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS