Euskadi renueva el símbolo de sus libertades en las Juntas de Gernika

La plantación del nuevo retoño se ha celebrado en un acto de marcado acento institucional

Plantación del nuevo retoño del Árbol de Gernika en la Casa de Juntas.
Plantación del nuevo retoño del Árbol de Gernika en la Casa de Juntas.Luis Tejido (EFE)

Euskadi ha recuperado este lunes el símbolo de las libertades vascas, el mítico Árbol de Gernika, tras un acto solemne en el que un retoño de roble de la misma 'estirpe' que el ejemplar que murió hace unos meses, ha sido trasplantado junto a la Casa de Juntas de Bizkaia.

La jornada, que marca un día histórico en la memoria de los vascos, ha permitido que este ejemplar de 15 años, sin hojas en invierno pero de aspecto saludable y lozano, pueda crecer ya en el emplazamiento quela Casa de Juntas dedica al "Árbol de Gernika oficial".

El roble, criado en el verde valle vizcaíno de Arratia, es el sexto de una generación que desde la Edad Media simboliza las libertades de Bizkaia y atrae como un imán a los turistas de todo el mundo.

El árbol sustituye a su predecesor, que se secó en enero, pese a todos los esfuerzos realizados por las Juntas Generales por salvarlo. Durante el acto institucional, la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, ha deseado de forma expresa una "larga vida al árbol" en declaraciones a los medios.

Políticos y voluntarios han contribuido a ocultar las raíces del ya árbol oficial

Y es más probable que este anhelo fuera albergado por las decenas de personas -sobre todo políticos, aunque también algún periodista-, que al término del evento se ha acercado para echar tierra sobre el nuevo roble.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La cita ha seguido el programa más tradicional: el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha sido recibido a la entrada del recinto de la Casa de las Juntas Generales por la presidenta de esta entidad, Ana Madariaga y por el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao.

A escasos metros del nuevo árbol, han sido saludados por el alcalde de Gernika, José María Gorroño, y por la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria.

También les aguardaba una amplia representación institucional, encabezada por los ex lehendakaris José Antonio Ardanza y Patxi López (han faltado Juan José Ibarretxe, que está en Estados Unidos, y Carlos Garaikoetxea). Tampoco se han perdido el encuentro el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, la secretaria general del PSE-EE, Nerea Llanos, los candidatos a diputado general de los distintos partidos que conforman las Juntas Generales y todos los junteros vizcaínos, entre otros representantes políticos.

Tras la actuación de un grupo de dantzaris y de un coro, el lehendakari, la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia y el diputado general han firmado el acta que acredita la oficialidad del nuevo árbol y han sido los primeros en arremangarse para arrojar tierra.

El acta ha sido más tarde introducida en una caja, donde también han sido depositadas varias monedas en curso y recortes de periódicos del día, antes de ser enterrada junto al roble.

Tras el acto institucional, se ha iniciado un animado desfile de políticos y otros voluntarios, que entre risas han contribuido a ocultar las raíces del ya árbol oficial.

Mientras los asistentes se afanaban con la pala, la presidenta de las Juntas Generales resumía a los periodistas el sentido de esta jornada. "Es un día muy especial por la plantación de este nuevo retoño del Árbol de Gernika, el símbolo de las libertades vascas. El árbol simboliza un espíritu que transciende Gernika, Euskadi y que nos representa a todos los vascos", afirmaba

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS