Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FROB indemnizó con 600.000 euros a Castellano al dejar NCG

El exconsejero delegado recibió la misma cantidad, estipulada en su contrato

El que fue presidente de Novagalicia Banco (NCG) José María Castellano y el que era su consejero delegado, César González Bueno, recibieron 600.000 euros de indemnización cada uno por abandonar la entidad cuando la adquirió su actual propietario, el banquero venezolano Juan Carlos Escotet, que la ha rebautizado como Abanca. Los datos se han conocido por el informe de gobierno corporativo de Abanca que este lunes ha publicado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según explicaron fuentes financieras, las indemnizaciones eran las estipuladas en los contratos que suscribieron en su día Castellano y González-Bueno con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que se hizo cargo de la entidad nacida de las dos antiguas cajas gallegas tras su nacionalización. Los contratos establecían que, en caso de despido, ambos percibirían una indemnización equivalente a dos años de sueldo, que era de 300.000 euros.

El documento publicado este lunes por la CNMV también revela que la entidad pagó también 1,7 millones de euros de indemnizaciones a seis altos directivos provenientes de las cajas y de los que prescindió el equipo de Escotet al hacerse cargo del banco.

Mientras, el PSOE ha presentado una iniciativa en el Congreso de los Diputados para que el Gobierno informe detalladamente de cómo se realizó la subasta de NCG. La diputada socialista Laura Seara destaca que Abanca ha declarado 1.100 millones de beneficio en el último año después de adquirirla por 1.000 millones en diciembre de 2013 y que el Estado se gastase 9.000 millones en sanear la entidad. Escotet ganó la subasta al presentar una oferta superior a la de todos sus competidores, entre ellos el Banco Santander, el BBVA y Caixabank.