Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro meses de cárcel por llamar 50 veces al día a su expareja

Un hombre ingresa en prisión por violar la orden de alejamiento dictada por maltratar a la que fuera su compañera

Un hombre, de 37 años, fue condenado el jueves a cuatro meses de cárcel después de violar la orden de alejamiento por maltratar a su expareja. La medida incluía la prohibición de acercarse a ella y de intentar ponerse en contacto. El agresor fue detenido el jueves en Getxo (Bizkaia) por la Policía Local tras llamar, de media, 50 veces al día a su expareja —en una jornada la cifra alcanzó las 126 llamadas—, además de proferir amenazas e insultos a través de WhatsApp.

El agresor, que ya ha ingresado en prisión, según han confirmado hoy fuentes judiciales, fue condenado el pasado mes de octubre por un delito de lesiones y amenazas y “en virtud de esta condena no debía comunicarse por medio alguno hasta el 19/12/2016 con su expareja”, según recuerda la sentencia dictada ayer por el juzgado de Primera Instancia número 4 de Getxo, a la que ha tenido acceso este periódico. El condenado, según ha informado la Policía Local, ya había quebrantado en otras dos ocasiones la orden.

En concreto, el agresor, residente en Getxo, al igual que su expareja, violó la orden de alejamiento entre el 18 y el 24 de febrero, según recoge la sentencia dictada por el juez Santos Puga, tras la celebración el mismo jueves de un juicio rápido. El fiscal pidió seis meses de cárcel, una medida con la que el acusado se mostró conforme. El juez finalmente decretó, en firme, después de que el fiscal y el acusado mostraran su intención de no recurrirla, cuatro meses de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el mismo periodo.

En Euskadi, la Ertzaintza presta algún tipo de protección a 4.765 mujeres, víctimas de la violencia sexista, según datos del Departamento de Seguridad a 1 de diciembre de 2014. En 2013, según el Instituto de la Mujer, se interpusieron en toda España, un total de 124.894 denuncias por violencia de género.

Durante los tres primeros trimestres del pasado año, se solicitaron en todo el país 25.102 ordenes de protección, de las que se concedieron el 56,5%, es decir, 14.180, según los datos recabados por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial. Durante el mismo periodo, los delitos tramitados por quebrantamientos fueron 4.445. De ellos, 1.655 fueron quebrantamientos de penas y 2.790, de medidas cautelares.