Parla tiene una deuda superior a 550 millones

La alcaldesa del PSOE desgrana los pagos pendientes de sus predecesores

La deuda de Parla (125.000 habitantes) supera los 550 millones de euros. La alcaldesa de la ciudad desde mediados de noviembre, la socialista Beatriz Arceredillo, desgranó ayer la situación económica que se encontró tras ser investida al frente del Ayuntamiento: 313 millones a proveedores, 24 millones de deuda residual a empresas de servicios, 21 millones de deuda bancaria, 15 a la Seguridad Social y unos 3 millones de impago de suministros de agua y luz.

“En diciembre realizamos el primer pago a la Seguridad Social de todo 2014”, apuntó la regidora, que asumió el cargo, en contra de la Ejecutiva regional de Tomás Gómez, tras la renuncia de José María Fraile por su imputación en la Operación Púnica, en la que la Guardia Civil investiga una trama de presuntas mordidas a cambio de contratos públicos. A esos 376 millones, hay que añadir los 180 que el Consistorio parleño debía en 2013 a la concesionaria del tranvía, el proyecto estrella de Gómez en su etapa de alcalde (1999-2008) antes de centrarse en la secretaría general del PSM. El coste global de la infraestructura es de 256 millones, incluidos los intereses a pagar hasta 2037.

“Seguiré trabajando por buscar una estabilidad presupuestaria, por equiparar los gastos a los ingresos”, se comprometió Arceredillo, que en sus 100 días de mandato ha afrontado dos huelgas de recogida de basuras y otros conflictos con las adjudicatarias de otros servicios privatizados por Gómez y Fraile, con cuya gestión es muy crítica. “Los datos que ha explicado la alcaldesa confirman lo que venimos advirtiendo desde hace tiempo: que la deuda rondaba los 600 millones. Ahora el propio PSOE reconoce que llevábamos razón”, observó Miguel Ángel López, portavoz local del PP. El PSOE gobierna en minoría con 11 concejales, los mismos que las PP. IU tiene cuatro ediles y uno UPyD.

Arceredillo se puso “a disposición” del PSOE para ser la candidata en las elecciones municipales del 24 de mayo. Para eso tendría que renunciar el aspirante actual, Pablo Sánchez, uno de la docena de ediles socialistas que podrían ser imputados por los sobrecostes del tranvía. A la gestora del PSM le queda por resolver quién encabezará las listas socialistas, una decisión “compleja y delicada” que se ha retrasado a esta semana. Lo que de momento ha quedado claro es que un paracaidista —un candidato que no pertenezca a la agrupación de Parla— no contaría con el respaldo de ninguna de las corrientes del partido en la ciudad: tomasistas, frailistas y los afines a Arceredillo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS