Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

José González canta al tiempo

El músico inicia en España la gira internacional con entradas agotadas

'Vestiges and claws' es su nuevo álbum

José González, en una foto promocional de su gira. Ampliar foto
José González, en una foto promocional de su gira.

José González (Goteburgo, 1978) se hizo famoso con su versión de la canción Heartbeats (original del grupo The Knife), que la marca Sony usó para un anuncio publicitario. Corría el año 2005 y su álbum Veneer vendió más de 700.000 copias en todo el mundo. Hace dos años su música se escuchaba en la banda sonora de la película La vida secreta de Walter Mitty, que protagoniza el actor estadounidense Ben Stiller.

El músico sueco de origen argentino lanzó ayer su nuevo álbum, Vestiges and Claws (Vestigios y garras), y ha elegido España para iniciar su gira internacional. Este miércoles se presenta en la Sala La Riviera y los próximos 20 y 21 en Barcelona y Santiago. Las entradas están agotadas en las tres ciudades.

Vestiges and Claws es una reflexión sobre el paso del tiempo

José González

La inspiración del artista para este nuevo disco es el paso del tiempo y los rastros que deja. Mucha percusión y una guitarra, compañera infalible de la voz de González, se filtran para permanecer por largo tiempo en el oído de quien escucha.

“Me gustó el concepto de vestigios porque te hace pensar en la historia, en lo que queda y cómo todo va desapareciendo hasta que se ausenta totalmente”, dice el músico, y no existe un rastro nostálgico en su voz al explicarlo. La preocupación de González por las transformaciones y los cambios perdurables no tiene que ver primordialmente con su biografía personal. El músico reflexiona sobre un futuro colectivo.

Gira en España

18/02 Sala La Riviera - Madrid

20/02 L'Auditori - Barcelona

21/02 Sala Capitol - Santiago

22/02 Auditorio Víctor Villegas - Murcia

Los textos de Vestiges and Claws encierran un mensaje, y recuerdan por esta razón un poco la música del cantautor cubano Silvio Rodríguez, de quien González es fan. Sin embargo, el folk del músico sueco, que habla español con acento argentino, pertenece a las latitudes nórdicas y no a la Argentina natal de sus padres. El idioma es el lazo orgánico que lo une a la América del sur y explica que “escuchar español le transmite inmediatamente un sentido de conexión”. No en vano ha elegido empezar su gira en España.

Los nombres de los diez temas y su orden parecen en sí contar una historia. Abre la narración el título Con la tinta de un fantasma y termina con la canción Libro abierto. Entre este principio, que anuncia una presencia espectral y ancestral, y el desenlace aún por descubrir, el recorrido musical aconseja dejarse llevar (Let it carry you), porque cada edad (Every age), será de alguna manera (What will).

“Cada edad tiene su tiempo, cada rama del árbol tiene que aprender… Tómate tu tiempo y construye un lugar al que todos podamos pertenecer”, canta González en Every age. Y la exhortación en la siguiente canción, What will, es “luchar por una causa común”, porque “¿cuál será nuestro legado, si la memoria y las garras no se unen por una causa común?”, reza la canción.

“La palabra garras es una metáfora. Antes, con las garras podíamos abrir, agarrar cosas. Ahora estas garras son herramientas de la técnica. Para mí la metáfora es cómo usar las herramientas de la tecnología para que vivamos en el mundo del mejor modo posible”, añade el músico en su explicación del título del álbum y las ideas que lo acompañaron al componerlo.

Sus melodías invitan a un espacio íntimo. Son canciones que, aunque tengan un acompañamiento de percusión rítmica y dinámica, evocan una melancolía que no es pesada. González afirma que existe un trazo introvertido en él mismo, sobre todo en el momento de componer. “Pero la música que escucho normalmente no es el tipo de música que compongo. De momento, por ejemplo, disfruto escuchando cumbias colombianas entre otras cosas”, comparte.

“Cuando escribo música me gusta pensar también en paisajes”, señala. El cantautor intercala tocar la guitarra y el piano y escribir la partitura y los textos. “Para Vestiges and Claws el proceso de creación fue como un trabajo formal de mañana a tarde en el estudio”.

La gira de este álbum ocupará toda la atención del músico este año. “De momento lo que más me gustaría es tocar Vestiges and Claws acompañado por una orquesta”, concluye, y su voz suena como si ya estuviera sobre el escenario.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram