Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La decisión de abandonar Izquierda Unida divide a la CUT

La formación asegura que las razones para dejar IU “no son nuevas”

Sánchez Gordillo.
Sánchez Gordillo.

La Candidatura Unitaria de Trabajadores (CUT), organización liderada por el alcalde de Marinaleda (Sevilla), Juan Manuel Sánchez Gordillo, y cofundadora de Izquierda Unida, ha decidido abandonar definitivamente IU y no integrarse en ningún otro partido político, incluido Podemos, según informó en un comunicado.

Esta decisión no ha sido secundada por todos los dirigentes de la CUT, aunque este jueves prefirieron guardar silencio sobre su futuro dentro o fuera de esta organización. IU eludió hacer una valoración, aunque fuentes de la dirección subrayaron las fuertes discrepancias internas en la organización jornalera.

Así lo acordó este jueves tras un “intenso debate interno” la asamblea nacional de la CUT en una reunión celebrada en Osuna (Sevilla), en la que también estudió la posibilidad de concurrir en solitario a los comicios del 22 de mayo. Esta opción se ha descartado por falta de tiempo para elaborar candidaturas propias, informaron a Europa Press fuentes de la CUT.

La formación que lidera Sánchez Gordillo, que apuesta “por la construcción de la unidad popular para llevar a las instituciones la lucha de la calle”, asegura que las razones para abandonar IU “no son nuevas” y responden a su “oposición constante” a la “política de pactos” con el PSOE puesta en marcha por la “actual mayoría de IU representada por el PCE”.

La CUT asegura que la “ruptura unilateral del bipartito” por parte de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, tras votar los presupuestos y la “expulsión humillante” de los consejeros de IU “tendría que haber representado una catarsis interna”. Sin embargo, “nadie ha presentado su dimisión ni se ha producido autocrítica alguna por parte de la dirección”, por lo que considera que la dirección de IU “no ha sacado lecciones de esta experiencia nefasta de gobierno con el PSOE”, por lo que “no está descartado que se vuelva a repetir”.

En el comunicado, la CUT expresa su “máxima consideración a la militancia de base de IU”, con la que pretende seguir manteniendo vínculos. Según asegura, con su abandono quiere “poner en valor el proyecto propio como fuerza andalucista, de izquierda anticapitalista, nacionalista y soberanista, ecologista y feminista, antiimperialista y antimilitarista”.