Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos piden estabilidad para la plantilla de contratos-programa

Reclaman también más presupuesto para estos programas de atención a alumnos con necesidades especiales

Los sindicatos STEPV, FECCOOPV y CSI·F han solicitado a la Consejería de Educación, durante la Mesa Técnica celebrada este miércoles, más presupuesto para los contratos-programa, una rebaja de ratios para su correcta aplicación y convertir en "estable" su plantilla.

Al respecto, STEPV ha recordado que los contratos-programa se utilizan para suplir las necesidades de personal con una plantilla provisional cada curso escolar, "cuando ésta debería de ser estable y de catálogo porque las necesidades para atender el perfil del alumnado son estructurales y no coyunturales".

En esta línea, el sindicato ha vuelto a manifestar la "incongruencia" de recortar las plantillas de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional durante estos años y sustituirlas en parte por profesorado que depende de un contrato-programa, "cuyas plazas son provisionales cada curso".

Además, STEPV ha reclamado que las plazas de estos programas de atención al alumnado con necesidades especiales se conviertan en plazas definitivas y se oferten en el catálogo de plazas en los concursos de traslados. Por otro lado, también ha requerido la evaluación de los contratos-programa, actualizados en 2014, y también el mismo informe pero con el conjunto del plan de choque contra el fracaso escolar.

Por su parte, FECCOOPV ha criticado que los contratos-programa son un "parche" que "solo genera rotación de plantilla", ha defendido que lo que reclaman los centros es más plantilla para atender al alumnado y estos programas "solo generan plantilla precaria". "Defendemos la creación de puestos de trabajo estables y plantilla estructural", ha apostillado.

La FECCOOPV ha denunciado que se quitaron horas mediante los aumentos de ratios y horario y "después se pretende dotar a los centros de las horas que necesitan". "El resultado neto --ha dicho-- es la sustitución de plantilla estable por plantilla que cambia o puede cambiar de centro año tras año. Esto ha generado el aumento enorme en números relativos y absolutos del profesorado interino y la alta rotación de profesorado que supera el 25 por ciento anual, así como la existencia de especialidades donde hay una gran cantidad de profesorado en expectativa de destino".

Por su parte, CSI·F ha reclamado a Educación más partida presupuestaria para el contrato-programa, y ha instado a rebajar ratios y a garantizar una continuidad de la plantilla para que puedan aplicarse "con mayor eficacia" en los cientos de centros con necesidades especiales en los que cada año se desarrollan.

CSI·F considera "adecuada" la finalidad de estos contratos-programa "como recurso extraordinario". No obstante, cree que para que alcancen sus objetivos "necesitan un presupuesto apropiado y una plantilla estable". El sindicato plantea "seguir con estos programas en los centros en los que este curso ya se están llevando a cabo para continuar con la línea pedagógica diseñada".

Este sindicato también ha recordado que la publicación de la orden reguladora ha de realizarse "en tiempo y forma". De este modo, Conselleria de Educación evitará la circunstancia del pasado año, cuando "los centros tuvieron que desarrollar sus peticiones y planes sin atenerse a ningún documento oficial, y utilizando las directrices que les facilitaron desde Inspección".

La central sindical ha insistido en la importancia de "una mayor dotación económica a estos programas en la educación pública que contemple todas las necesidades educativas que afrontan y que deben cubrir". Ese incremento presupuestario debería prever la proporción de centros públicos --muy superior-- en relación a los centros concertados en que se aplican.