Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Riesgo de exclusión del mercado para 100.000 parados vascos

Sara de la Rica prevé que 2015 será "mejor" en materia de empleo y actividad para Euskadi

Sara de la Rica, durante la presentación del Informe Laboral Euskadi.
Sara de la Rica, durante la presentación del Informe Laboral Euskadi.

El Informe Laboral Euskadi prevé un 2015 mejor para el empleo en Euskadi, aunque advierte del "drama" de los parados de larga duración, hasta el punto que la coordinadora del estudio, Sara de la Rica, apunta que entre 90.000 y 100.000 parados podrían quedar excluidos del mercado laboral pese a una recuperación económica.

Estos datos han sido dados a conocer en rueda de prensa, celebrada en Bilbao, por la catedrática de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UPV/EHU, Sara de la Rica.

El objetivo de este informe es ofrecer una panorámica de la situación del mercado laboral en Euskadi en el cuarto trimestre y también permite comparar la situación respecto al inicio de la crisis.

En la actualidad, existen, según la EPA, 174.000 parados en Euskadi, 10.000 más que hace un año y unos 80.000 más que al inicio de la crisis. Durante estos años han sido los hombres los que más han perdido el empleo y, en general, se ha perdido el 25% del empleo masculino y el 10% del femenino, debido al efecto de la crisis sobre la construcción, un sector¡ tradicionalmente masculino. "Ha sido una crisis de hombres", ha añadido.

Euskadi la comunidad donde más se utiliza la jornada a tiempo parcial

En concreto, el 54% de los parados son varones, de manera que, según la catedrática, en el País Vasco la tendencia ha sido a que los varones ocupen "una situación mayoritaria" en el desempleo.

Sara de la Rica ha indicado que el "gran drama" del mercado laboral vasco son los parados de larga duración, que se ha duplicado en Euskadi, al pasar de afectar a 32 de cada 100 parados en 2007 a 67 de cada 100 en el cuarto trimestre del pasado año.

El informe constata que esta situación se produce en la mayoría de las comunidades aunque Euskadi es una en las que el paro de larga duración afecta a una mayor proporción de parados. En concreto, solo es superada por Valencia y Canarias.

Sara de la Rica ha indicado que el hecho de que casi siete de cada diez parados en Euskadi lleven más de un año en desempleo, les convierte en "parados estructurales". A su juicio, ello supone un "problema enorme" y ha advertido de que, aunque se produzca una reactivación económica, habrá un porcentaje elevado de parados que no van a poder acceder a un empleo.

Ahora existen 10.000 parados más que hace un año en el País Vasco

Sara de la Rica ha cifrado entre dos millones o dos millones y medio los desempleados que en el Estado se encontrarían en esa situación, fundamentalmente jóvenes "muy poco formados" y mayores de 45 años.

En Euskadi, según la catedrática, serían entre 90.000 y 100.000 los parados que van a tener "una muy dificultosa empleabilidad" y, si no se toman medidas, la reactivación económica "no va a emplear a muchos de estos parados" y pueden quedar "excluidos" del mercado de trabajo por la descapitalización a la que se ven sometidos después de tanto tiempo sin empleo.

"Hay un porcentaje importantísimo de personas para las que la recuperación no pasa por su estación y, o se hace algo para estos colectivos, o, al ser parados estructurales, se van a ver excluidos", ha añadido.

Sara de la Rica ha indicado, por otra parte, que el cuarto trimestre de 2014 fue "bueno" para Euskadi, incluso "mejor" de lo esperado y ha destacado el hecho de que se creará empleo neto, en concreto 12.500, mientras que en el mismo periodo del año pasado la creación neta fue "cero".

El informe constata que en ese cuarto trimestre del pasado año Euskadi presentó la menor destrucción de empleo en términos relativos y, en concreto, de todos los ocupados en los tres meses anteriores, solo cinco de cada 100 perdió su empleo, lo que supone una de las "tasas más bajas de todas las regiones del Estado".

Sara de la Rica ha indicado que Euskadi es una de las comunidades en la que se producen menos transiciones laborales tanto de creación como de destrucción de empleo, lo que evidencia que el empleo es menos "volátil".

En relación a los datos de enero, la catedrática de la UPV ha señalado que ha sido un "mal mes" con un descenso importante de la afiliación y un aumento de desempleados tanto en Euskadi como el resto del Estado.

A su juicio, el primer trimestre no será "muy bueno", pero, en general, cree que 2015 será "mejor" en materia de empleo y actividad para Euskadi y a ello contribuirá, según Sara de la Rica, factores externos como la actual situación del euro, del precio del petróleo o unos bajos tipos de interés. Ello, en su opinión, "nos ayudará a ser más competitivos y a seguir exportando" y, junto con la recuperación del consumo interno, "nos permitirá seguir creciendo".

En relación a la ocupación, ha destacado que, en el cuarto trimestre del año, creció en 10.500 personas, lo que supone un aumento del 1,2%, superior al incremento del Estado (0,37%). El balance de 2014 es, según el informe, "menos positivo", ya que el aumento neto asciende a 2.500 personas, que representa un 0,29% de incremento total frente a un crecimiento interanual del empleo en el total del Estado "muy superior", que alcanzas el 2,5%.

Ello evidencia, según el estudio, que la recuperación del empleo en Euskadi "solo parece haber tomado cierto impulso en la última parte del año". Por lo tanto, el informe constata que el balance todavía es "claramente insuficiente y débil en la senda hacia la recuperación de la actividad".

A lo largo de la crisis se han perdido 135.000 ocupados en Euskadi, aunque la pérdida de empleo "no ha sido tan fuerte" como en otras comunidades. En concreto, los niveles de ocupación de Euskadi han pasado del 55 al 48,2% del total de la población adulta. Las mujeres representan el 47% de la población ocupada en Euskadi y un 46% de los ocupados en el País Vasco tiene más de 45 años.

El estudio constata también que Euskadi ha perdido activos y ha ganado inactivos, algo que, según Sara de la Rica, no ha ocurrido en otras comunidades y que se debe al envejecimiento de la población vasca. En Euskadi solo tres de cada 100 ocupados son jóvenes, uno de los niveles más bajos junto a los registrados en Canarias y Asturias.

Por otra parte, el análisis evidencia la pérdida de peso de la industria en el conjunto del empleo en Euskadi durante la crisis. En concreto, si en 2007 daba empleo a 24 trabajadores de cada 100, en el último trimestre de 2014 eran 20 de cada 100. A juicio de Sara de la Rica, tiene todo el "sentido", por tanto, tratar de dar un impulso a este sector.

Por otro lado, el informe apunta que Euskadi es la comunidad en la que la modalidad de jornada a tiempo parcial es la más utilizada, seguida muy de cerca de Navarra. En 2007, de cada 100 trabajadores trece tenían jornada a tiempo parcial y en 2014 se ha elevado a 19. Sara de la Rica ha indicado que, a la vista de estos datos, que parece que la salida de la crisis se salda con un aumento de la jornada parcial.

En el caso de las mujeres, ha apuntado que tres de cada cuatro mujeres tienen empleo parcial y un 80% dice que no quiere esa modalidad. En la actualidad, según la catedrática, la mujer tiene más del "doble" de probabilidad de trabajar a tiempo parcial.

En este sentido, la catedrática de la UPV/EHU ha mostrado su preocupación porque se pueda "abrir una nueva brecha de género" debido a que las mujeres se puedan ver "obligadas a aceptar" jornadas a tiempo parcial. Sara de la Rica, que ha señalado que no debería ser una modalidad "para quedarse" mientras sea involuntaria, ha apuntado que hay empresarios que "ofrecen más a mujeres que a hombres las jornadas a tiempo parcial".