Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
gipuzkoa Basket, 76-Estudiantes, 82

Gipuzkoa Basket pierde fuelle ante Estudiantes

La derrota del conjunto donostiarra es un retroceso en el camino a la permanencia

El alero del Gipuzkoa Basket Rafa Huertas pugna con Stefan Bircevic, de Estudiantes.
El alero del Gipuzkoa Basket Rafa Huertas pugna con Stefan Bircevic, de Estudiantes. efe

El Movistar Estudiantes ha logrado hoy una valiosa victoria en su lucha por asegurar cuanto antes la permanencia en casa de un Gipuzkoa Basket que ha perdido definitivamente la solvencia en su pista.

El equipo de Txus Vidorreta, que solo conocía la victoria ante su público, ha ido mejorando jornada a jornada y a día de hoy es un rival temible en cualquier pista, como demostró en el San Sebastián Arena 2016 desde los primeros minutos, con un juego versátil que permitió dominar el marcador casi desde el pitido inicial.

La amplitud de banquillo de los estudiantiles le permitía imponer unas rotaciones imposibles de equilibrar por el cuadro local, que tiene grandes diferencias entre sus titulares y los suplentes. Para el minuto 17 ya había establecido Estudiantes la renta psicológica de los diez puntos (27-37) que le permitían tener un trampolín para establecer su supremacía en este encuentro, con Slokar luciéndose en la pintura.

GBC, 76-Estudiantes, 82

Gipuzkoa Basket: Jordan (14), Dean (22), Hanley (2), Dani Díez (9), Doblas (12)- cinco inicial- Franch (5), Olaizola, Huertas, Iarochevitch (12), Grimau, Huskic,

Movistar Estudiantes: Fernández (7), Rabaseda (13), Van Lacke (5), Slokar (15), Nacho Martín (2)- cinco inicial- Bircevic (8), Javi Salgado (15), Simpson (4), Aradori (13), Ortega y Hernangómez.

Arbitros: Pérez Pizarro, Guirao, Más.

Marcadores por cuartos: 21-26; 34-48; 54-64; 76-82.

Incidencias: 5000 aficionados en el San Sebastián Arena 2016 en la primera jornada de la segunda vuelta.

La defensa de los madrileños era una auténtica red por la que los locales no podían entrar y, si a eso se suma que jugadores claves como Doblas o Taquan Dean hasta el descanso no estuvieron en su mejor versión, las rentas no podían hacer otra cosa que seguir incrementándose.

Javi Salgado, que volvía a casa tras cuatro años como jugador azul, no tuvo tampoco compasión de sus excompañeros y brilló tanto en la dirección como en el tiro exterior, manteniendo un buen duelo con el base local Jared Jordan, que fue uno de los mejores de los vascos.

Taquan Dean despertó tras el descanso y mejoró las prestaciones de los suyos, el partido estuvo más igualado pero siempre moviéndose en rentas cómodas para Movistar Estudiantes a pesar de que un arreón local dejó el luminoso en 61-69 con seis minutos por jugar.

El tramo final tuvo cierta emoción porque un triple de los locales podría haber cambiado el decorado pero Estudiantes quería el triunfo y acertó a controlar un marcador que llegó a quedarse en cuatro puntos de diferencia para los de Vidaurreta a un minuto para el final, aunque la victoria no peligró.