Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz traslada a IU que “es el momento de los andaluces”

La presidenta dice a Maíllo que todavía no ha tomado una decisión sobre el adelanto

El coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, esta tarde. Ampliar foto
El coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, esta tarde.

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE, Susana Díaz, y el coordinador de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, han celebrado esta mañana su primera reunión para abordar la crisis de Gobierno, pero no han llegado a ningún acuerdo para frenar la convocatoria anticipada de las elecciones al próximo 22 de marzo. "La situación de inestabilidad sigue siendo la misma", han asegurado fuentes socialistas del Gobierno andaluz. En dicha reunión, según ha señalado esta tarde Díaz en Aznalcázar, le ha dicho a Maíllo que "es el momento de los andaluces" antes de que esta formación decida por ellos, informa Efe.

La reunión ha sido a solicitud de Maíllo, según ha informado él mismo y se ha celebrado a partir de la una de la tarde en el palacio de San Telmo. La impresión que sacan los dirigentes de IU de este encuentro es que la situación de la convocatoria electoral es irreversible.

Según han informado fuentes del Gobierno, Díaz ha trasladado a Maíllo que hay una situación de inestabilidad y de falta de confianza y que IU ha mantenido un cambio de actitud en los tres últimos meses "en un intento de diferenciarse de la Junta". Estas fuentes indicaron que Díaz trasladó a Maíllo que "no tiene una decisión tomada" sobre la ruptura del pacto y que a lo largo del fin de semana le llamaría para informarle de su "reflexión". Díaz, según estos medios, está hablando con mucha gente del ámbito social y económico sobre la situación del Gobierno. La dirigente socialista le ha hecho un relato de las cuestiones que para ella suponen cuestionar el pacto. Entre ellas, la convergencia con Podemos del nuevo referente federal de IU, Alberto Garzón; declaraciones críticas de dirigentes de la federación a reuniones de Díaz son los agentes sociales; y la intención de IU de convocar un referéndum interno sobre la coalición si no se ponen en marcha cinco leyes ya apalabradas con los socialistas.

Maíllo, por su parte, le ha insistido a la presidenta de la Junta la necesidad de cumplir con el pacto de gobierno firmado y ha negado que hubiera "razones objetivas" para el anticipo, que IU considera una "ruptura unilateral" de la coalición por parte de los socialistas. La reunión ha sido cordial, según fuentes del PSOE.

Izquierda Unida aún no ha hecho público qué hará si el lunes Díaz, previa deliberación del Consejo de Gobierno, convoca elecciones y disuelve el Parlamento. La opinón en la federación de izquierdas es que sea la presidenta la que firme los decretos de ceses de los tres consejeros y de los altos cargos de las consejerías. "En esa circunstancia, no tienen por qué presentar la dimisión, porque no hay ruptura pactada", ha dicho Maíllo.

Los consejeros de IU mantienen oficialmente sus agendas de trabajo para la semana que viene como si no pasara nada. De hecho como suele ser habitual han enviado a la Oficina del Portavoz del Gobierno los actos programados por los consejeros, aunque se da por hecho que caerán todos. En ese juego de normalidad, IU ha propuesto de manera verbal al PSOE que el Gobierno distinga a la que fuera portavoz de IU Concha Caballero a título póstumo con una medalla de Andalucía el 28-F.

Diego Valderas (vicepresidente de la Junta y consejero de Relaciones Institucionales) tiene previsto un acto con ONG y el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, mantiene oficialmente su asistencia a Fitur. También la consejera de Fomento, Elena Cortés, tiene actos. La instrucción de IU a todos sus altos cargos es la "resistir" y aunque hay dirigentes que opinan que deben salir por propia iniciativa de la Junta, todos acatarán lo que decida Maíllo.

Fuentes del Gobierno andaluz niegan que ya esté decidido que vayan a ser las consejerías de la Presidencia, Medio Ambiente y Cultura las que vayan a asumir las competencias de los tres departamentos que están en manos de IU.

El próximo lunes, el Parlamento ha convocado un pleno extraordinario para debatir sobre el colapso en las urgencias hospitalarias y la renovación de la Cámara de Cuentas, pactada solo por PSOE y PP. Este acuerdo, que cuenta con la advertencia de IU de que puede no ser acorde con la ley, bloquea la entrada de cualquier otro grupo hasta que noviembre de 2017. Fuentes del Gobierno aseguran que será el lunes cuando definitivamente se desencadenará el proceso.

Más información