Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos sopranos frente al desamor

Ángeles Blancas y Maria Bayo protagonizan un programa doble en el Liceo con óbras

de Pulenç y Montsalvatge en un montaje de Paco Azorín dirigido por Pablo González

María Bayo durante un momento de 'La voix humaine'.
María Bayo durante un momento de 'La voix humaine'.

Dos óperas breves del siglo XX con sorprendentes lazos temáticos integran el programa doble que el Liceo estrena esta tarde (17 horas) bajo la dirección musical de Pablo González; Una voce in off, de Xavier Montsalvatge, con libreto del propio compositor catalán, y La voix humaine,del francés Francis Poulenc, basada en la obra teatral homónina de Jean Cocteau. Dos obras con personalidad propia que marcan el regreso al coliseo lírico de la Rambla de dos voces españolas de primera fila, la soprano navarra María Bayo y la madrileña Ángeles Blancas. El artífice teatral de la propuesta es Paco Azorín, que firma la dirección escénica y la escenografía de un montaje del que se ofrecerán otras dos funciones, los días 20 y 22 de enero (20 horas).

La presencia en el foso liceista de la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña (OBC) es otro de los atractivos del montaje, en el marco de colaboración artística que este fin de semana —hoy a las 11 horas ofrecen la tercera audición— tiene como formación invitada en el Auditori a la Sinfónica del Gran Teatro del Liceo y su titular Josep Pons; el programa que ofrecen, con el pianista Josep Colom como solista de Noches en los jardines de España, de Falla, incluye la obertura de las Escenas de Fausto, de Schumann, y la Sinfonía núm. 1, de Johannes Brahms.

El díptico lírico que ofrece el Liceo tiene como protagonistas a dos mujeres que se enfrentan a la soledad y el desamor. La más conocida es La voix humaine, estrenada en 1959 en la Òpera Comique de París y que el Liceo estrenó en 1965. Se trata de una tragedia lírica en un acto en la que María Bayo asume el papel de una mujer desesperada que debe hacer frente a una ruptura amorosa a través de un teléfono. La variedad de registros vocales que exige a su única protagonista convierte a la pieza de Poulenc en un extenuante monólogo.

Frente a la tensión dramática de Poulenc, Montsalvatge ofrece un punto de ironía en Una voce in off, definida como ópera romántica en un acto y tres escenas para dos personajes y medio. Ángeles Blancas da vida a una viuda rica que debe elegir entre su amante en la vida real Mario, papel interpretado por el barítono Vittorio Prato, y el recuerdo de su fallecido marido Claudio, que le dejó un último y turbador mensaje grabado en un magnetofón. El tenor Antoni Comas interpreta ese original “medio” personaje, cuya voz en off adquiere morboso protagonismo en esta ópera estrenada en el Liceo en 1962.

Con La voix humaine, que ya interpretó en los Teatros del Canal de Madrid, Bayo completa la trilogía operística de Poulenc, tras interpretar Les mamelles de Tirésias y Dialogue de Carmelites. Curiosamente, la última representación de La voix humaine en el Liceo tuvo lugar en 2007 con Ángeles Blancas como protagonista y dirección musical de Josep Vicent. La ópera de Monsalvatge se ofreció por última vez en 2002 en versión de concierto, bajo la dirección de Antoni Ros Marbà, con Rosa Mateu, Ángel Òdena y Antoni Comas.