Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incierto papel de Unió

El partido de Duran Lleida aplaza hasta después de las municipales su futuro en la federación nacionalista

Josep Antoni Duran y Joana Ortega.
Josep Antoni Duran y Joana Ortega.

El adelanto de las elecciones a otoño satisface la tesis que defendía Josep Antoni Duran, que no quería unos comiciones inminentes. Pero el líder de Unió Democràtica nunca ha escondido su incomodidad porque los nacionalistas tengan a los republicanos como socios parlamentarios en Cataluña.

La “hoja de ruta” con Esquerra anunciada por Mas no es el camino que desearían los democristianos, pero Unió ha vuelto a aplazar una vez más su futuro en la coalición hasta que pasen las elecciones municipales.

El secretario general de Unió y consejero de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, aseguró ayer que los dirigentes y militantes de Unió se sienten “cómodos” con el acuerdo entre Mas y Junqueras, aunque ese partido no participa en las negociaciones que mantienen convergentes y republicanos para cerrar el acuerdo que llevarán en sus programas electorales.

Espadaler apuesta por la continuidad de la federación (CiU) y recurre al argumento de los “réditos extraordinariamente positivos” que ha producido. Sin embargo, el abrazo al independentismo que ha hecho Convergència y la recuperación de la unidad soberanista con Esquerra deja a Unió en un papel cada vez más incómodo.

Hasta ahora, el partido de Duran ha ido capeando las circunstancias y así, ante la consulta del 9-N se acabó pronunciando a favor de un a la primera pregunta (¿Quiere usted que Cataluña se convierta en un Estado?) y optó por dejar libertad de elección a sus militantes en la segunda (¿Quiere que sea un Estado independiente?). Duran, por ejemplo, votó -no, mientras que Joana Ortega, la vicepresidenta del Gobierno, del mismo partido, optó por el doble , al igual que la presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, también democristiana.

Unió dice ahora que se “equivocarían” si los órganos de gobierno del partido abordaran el programa electoral de septiembre antes de las municipales. “Ahora toca gobernar y aprovechar los Presupuestos”, afirmó Espadaler.