Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas 30.000 personas reclaman agua para el campo del Condado

Los regantes exigen una solución a las Administraciones

Manifestantes, durante la protesta de Huelva. Ampliar foto
Manifestantes, durante la protesta de Huelva. efe

“O llega el agua o morimos”. Así resumió un agricultor de Rociana (Huelva) la reivindicación de las 30.000 personas de los cinco municipios de la comarca del Condado que clamaron este miércoles en la capital por el agua para sus cultivos. La protesta, la más numerosa que se conoce en los últimos años, fue convocada por la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado para exigir a las Administraciones, central y autonómica, que aporten una solución inmediata a la falta de recursos hídricos.

“Llevamos 30 años siendo el motor de la economía de estos pueblos de la provincia. Nuestro esfuerzo en años y años de duro trabajo no puede convertirse en ceniza y en ruina”, destacó Cristóbal Picón, portavoz del colectivo.

La plataforma entregó en la Subdelegación del Gobierno en Huelva un escrito en el que defiende que la agricultura del Condado representa el 75% de los frutos rojos de la provincia, factura 500 millones de euros y genera 80.000 puestos de trabajo. Es un sector que supone el 90% del PIB de los cinco municipios.

En el Condado hay 1.500 agricultores que llevan años reclamando sin éxito recursos hídricos para garantizar sus cultivos. La falta de agua superficial les ha llevado a tomarla de pozos en el Acuífero 27, del que se nutre Doñana. En todo este tiempo ha habido una relación difícil entre la producción agrícola y el agua e incluso muchos agricultores han sufrido multas por extracciones irregulares.

Desde el pasado diciembre el colectivo, tras una intensa reivindicación que le llevó a celebrar una tractorada en el Rocío, cuentan con el Plan de Ordenación de los Regadíos de la Corona Forestal Norte de Doñana, que garantiza 9.000 hectáreas de regadío.

Pero los agricultores sostienen que de nada les sirve tener un papel si no tienen las concesiones de agua. En este sentido, los regantes reclamaron al Gobierno central que acometa cuanto antes el trasvase de 15 hectómetros cúbicos de agua a la Cuenca del Guadalquivir.

“Está aquí todo el pueblo. Tengo una finca de fresas y de ella depende toda mi familia. Si no nos dejan cultivar, nos vamos a la ruina”, justificó una manifestante durante la marcha.

Más información