Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roca salda toda su deuda con Marbella por el ‘caso Saqueo I’

El Ayuntamiento recibe 5,82 millones de la venta de un palacio de Madrid

Juan Antonio Roca, durante el juicio del 'caso Malaya'. Ampliar foto
Juan Antonio Roca, durante el juicio del 'caso Malaya'.

Juan Antonio Roca, exasesor de Urbanismo de Marbella y principal condenado del caso Malaya (el fallo no es firme), ha saldado su deuda con el Ayuntamiento marbellí por la responsabilidad civil fijada en la sentencia del sumario conocido como Saqueo I, el primer gran juicio por el expolio de las arcas de este municipio malagueño visto en la Audiencia Nacional. La alcaldesa, Ángeles Muñoz, confirmó este martes que las arcas han ingresado 5,82 millones de euros por este concepto, por lo que se alcanzan los 8,12 millones que Roca debía satisfacer en total. Antes de este abono, hubo sendos pagos de 600.000 euros y 1,7 millones.

El dinero desembolsado procede de la venta del palacio de los Condes de Villagonzalo, en Madrid, propiedad de una de las sociedades intervenidas al cabecilla de la trama corrupta destapada en Marbella en marzo de 2006. El inmueble se enajenó por 19,1 millones de euros, operación autorizada hace dos meses por el tribunal que juzgó el caso Malaya. En el auto que dio luz verde a la operación, los magistrados decretaron que 5,82 millones de euros se destinaran a las arcas de Marbella para completar la indemnización a la que debía hacer frente Roca por Saqueo I.

El exasesor de Urbanismo de Marbella fue penado en 2009 por este caso con seis años y 10 meses de prisión por el desvío de fondos de Marbella entre 1991 y 1995. También debía hacer frente, de forma solidaria junto a los otros dos condenados, a una responsabilidad civil algo superior a los 24 millones de euros. Roca está en prisión desde hace más de nueve años, cuando fue arrestado en marzo de 2006 por el caso Malaya (está condenado a 11 años de prisión), y nunca ha disfrutado de un permiso penitenciario. El hecho de haber afrontado este desembolso podría ayudarle a obtener algún tipo de beneficio.

La Audiencia de Málaga dio el visto bueno el pasado abril a un acuerdo entre todas las partes implicadas (fiscalía, Ayuntamiento y el propio Roca) para que los administradores judiciales de la fortuna del exasesor pudieran sacar al mercado parte de su patrimonio, venderlo y así poder indemnizar al Consistorio marbellí con esos 8,12 millones de euros pendientes. Son bienes que no están afectados por el comiso que decreta la sentencia del caso Malaya y se autorizó a los administradores a seleccionarlos y hacer las gestiones necesarias para su enajenación. El pago anterior de 1,7 millones se concretó en junio tras la venta de unas oficinas en Murcia.