Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOTERÍA DE NAVIDAD

L‘Eliana reparte 20 millones del ‘Gordo’

El segundo premio del sorteo de Navidad se deja sentir en la Comunidad con 3,5 millones

La localidad alicantina de Alfafara (430 habitantes) se lleva 1,8 millones del quinto

L'Eliana / Valencia / Castellón
Juan López, vecino de L'Eliana agraciado con el 'Gordo' de Navidad 2015, muestra el décimo a su nieta. Ampliar foto
Juan López, vecino de L'Eliana agraciado con el 'Gordo' de Navidad 2015, muestra el décimo a su nieta.

El Gordo de la lotería de Navidad ha dejado este año 20 millones en L'Eliana (provincia de Valencia), donde se han vendido cinco series del 13.437, uno de los que más ha tardado en ser cantado en la historia de estos sorteos —a las 13 horas, en el noveno alambre de la novena tabla—, y que dejará 400.000 euros al décimo. El segundo premio ha salpicado, a través de décimos sueltos en máquinas automáticas, nueve poblaciones de la Comunidad. El quinto premio agració con 1,8 millones de euros a la localidad alicantina de Alfafara, de 430 habitantes.

Una hora después de que la pareja de niños cantase el Gordo, alrededor de 50 vecinos se congregaban alrededor de la administración de lotería de Maite Gómez, en L'Eliana, una población del a unos 20 kilómetros de Valencia en la que predominan los chalés y un nivel adquisitivo medio alto. El que más feliz estaba, sin embargo, no solo no tiene chalé (por ahora), sino que se ha dedicado toda su vida a cuidar las plantas en los de otros.

Maite Gómez, lotera de L'Eliana, saluda a uno de los agraciados que le enseña una fotocopia del décimo. ampliar foto
Maite Gómez, lotera de L'Eliana, saluda a uno de los agraciados que le enseña una fotocopia del décimo.

Juan López, jardinero jubilado de 72 años, con cinco hijos (cuatro en el paro) y nueve nietos, ha bajado en seguida a la administración a celebrarlo. "He salido tan rápido de casa que me he dejado hasta la mochila del oxígeno", reía rodeado de su familia y de un enjambre de periodistas. Uno de los dos décimos que compró "sin mirar", el que terminaba en siete, acababa de ser agraciado con 400.000 euros. Tras largo tiempo de ingreso hospitalario en que, según su familia, "ha estado a punto de fallecer", la suerte ha sorprendido a este jardinero jubilado mientras comía.

"Compré dos décimos, uno acabado en 1 y otro en 7, sin mirar. Mi hija me ha llamado y me ha dicho que le leyera el número. Cuando me ha dicho que me había tocado el Gordo no me lo creía. Y allí me he dejado el puré sin terminar", contaba. Lo primero que hará es repartirlo con su familia. "Con este dinero ayudaré a mis hijos que les hace mucha falta. Y me iré con mi mujer de viaje en un barco de esos grandotes... aunque la verdad es que lo que nos haría falta sería cambiarnos a un piso que tuviera ascensor".

Entre los vecinos se escuchaban frases del tipo "¡Cómo me alegro por Juan!". Mientras tanto, Maite, la lotera, que en los 16 años que lleva con el negocio no había repartido un premio de Navidad, descorchaba botellas de champán y repartía unas camisetas blancas con la leyenda "1er premio vendido aquí", que unos trabajadores de Loterías y Apuestas del Estado le habían traído. Maite vendió las cinco series enteras (20 millones de euros en total), todas en ventanilla y de una en una.

"Cuando he comprobado que era mi número me he tenido que tomar dos tranquilizantes porque no podía creérmelo", decía sonriente otra agraciada, Juana Núñez (51 años), que fotocopia del décimo en mano, había bajado a celebrarlo su administración habitual en L'Eliana. "Siempre compro un décimo de cada número que tiene Maite expuesto en la vitrina. Este año he comprado 12 décimos, uno de ellos del Gordo", explicaba a pocos metros de su hijo que abrazaba emocionado a la lotera. Con el dinero del premio pagará los estudios de su hija, de 22 años, ayudará a su hijo de 30 años para que pueda casarse y tapará algún agujero. "Mi marido está en Oliva trabajando en la construcción. Cuando le he llamado para decírselo, me ha dicho: ¡Voy para allá en seguida!... Y yo le he dicho que no, que el trabajo es lo primero", relataba.

El segundo se deja ver

El 92.845, segundo premio, ha repartido 3.625.000 euros en nueve poblaciones de la Comunidad Valenciana, en las que se vendieron 29 décimos sueltos por terminales de administraciones y despachos de lotería, la mayoría a través de números automáticos de máquinas expendedoras. Solo en Valencia capital se vendieron 17 décimos en ocho administraciones distintas. La lotera de la administración de la Estació del Nord, Tremedad Navarro, se mostraba sorprendida al enterarse por la prensa de que había vendido cuatro décimos. En el popular barrio de Ruzafa, la gerente de la calle Consulat del Mar, 5, que había vendido dos décimos con el segundo premio, se mostraba orgullosa de "ir progresando". Ya en 2010 repartieron un quinto.

Benicàssim y Almenara (Castellón) también han repartido décimos del segundo premio. Romina Robellar, de la administración número 1 de Almenara, ha explicado que el número se ha vendido por terminal y desconocen si hay más de un agraciado. “¡Hemos vendido el segundo!”, gritaba Robellar en el estanco que comparte con sus hermanas. Esta vendedora se mostró exultante: “Es el primer premio que hemos vendido en nuestra vida”. De momento, ningún vecino de esta localidad se ha acercado a la administración. “Podría tratarse de alguien de fuera”, ha dicho. Lo mismo ocurre en la administración de Benicàssim que también ha vendido al menos un décimo del segundo premio por terminal.

El número 67.009, agraciado con el segundo de los dos cuartos premios del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad y dotado con 20.000 euros al décimo, ha resultado, un año más, muy repartido. Se ha dejado ver, eso sí, en la provincia de Valencia: en el centro comercial Hipercor de la capital; en la administración situada en el Camí Nou, 91 de Xirivella y en la avenida de la Hispanidad 9 de Puerto de Sagunto. El bar Nadal de Vila-real (Castellón) también ha vendido al menos uno de los cuartos premios (el 07.617) en una papeleta automática de terminal a una vecina de la localidad. Javier Bort, administrador de La Bona Sort, en el mismo municipio, ha indicado que han podido repartir un millón de euros aproximadamente, a falta de confirmar el número de boletos consignados.

1,8 millones del quinto para 430 habitantes

Un quinto premio, el 74.012, ha sido vendido en la administración de lotería número 1 de Bocairent, situada en la calle de Banyeres. El lotero, Vicente Gilabert, ha vendido 30 series (300 décimos) a una parroquia de la localidad alicantina de Alfafara. Un total de 1,8 millones de euros para un municipio de 430 habitantes.

El gerente ha explicado que este número ha sido vendido a una comisión de la parroquia del pequeño pueblo en forma de participaciones y décimos. Gelabert ha explicado que nada más enterarse se ha puesto en contacto con la encargada de la lotería de la citada parroquia. "Me ha dicho que estaba temblando y yo le he respondido que así estábamos todos", ha indicado.

El gerente ha enfatizado que están "contentísimos" por haber vendido un quinto premio. "Es la primera vez", ha señalado, para recordar que lleva dos años al frente, mientras que su administración lleva abierta desde hace unos 25 años.

Más información