Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gordo deja en un pequeño pueblo de la sierra de Cádiz 80 millones

El segundo premio ha dejado seis millones de euros entre las ocho provincias de Andalucía

Los titulares de la administración 1 de El Bosque (Cádiz). Ampliar foto
Los titulares de la administración 1 de El Bosque (Cádiz). EFE

La suerte ha cambiado para El Bosque, un pueblo de la sierra de Cádiz de poco más de 2.000 habitantes y una desorbitada tasa de paro. El Gordo ha dejado allí 80 millones de euros. La administración 1 de lotería vendió en ventanilla y entre peñas de la localidad 20 series del 13.437, los 200 décimos de que disponía. En una localidad de estas dimensiones, quien más y quien menos conoce a algún vecino o tiene algún pariente con el número agraciado, así es que minutos después de cantarse el primer premio de la Lotería de Navidad cientos de lugareños celebraban el golpe de suerte en el restaurante El Duque, donde los 11 empleados, con el dinero del bote, habían adquirido uno de los décimos. “¡Pagar la hipoteca, tapar agujeros, repartirlo entre mis tres hijos, sacar el carné de conducir!”, gritaban uno tras otro algunos de los afortunados.

A la terraza del local fueron llegando poco a poco los portadores del 13.437. Uno de los primeros en dar cuenta de su fortuna, Víctor Rodríguez, de 36 años, hijo de emigrantes en Alemania. Nació en el país germano, pero decidió regresar a El Bosque con 25 años, tras conocer a su actual mujer en unas vacaciones en el pueblo. Víctor está en paro desde hace dos años, tiene un par de hijos, de 10 y 5 años, y su esposa trabaja dos veces por semana en una fábrica de patata. “¡No dormía por las noches con la hipoteca. Mañana la cancelo!”, exclamaba Víctor. “Nos quedan 82.000 euros”, apuntaba su mujer muy emocionada. “Ahora vamos a vivir bien, criar a los niños, sin derrochar, e intentaré montar un negocio”, repetía por teléfono el afortunado a todos los que le iban llamando.

Doble premio entre champú

EL PAÍS

En La Línea de la Concepción (Cádiz), la suerte llegaba por partida doble y entre tijeras. Los primeros gritos de alegría se escucharon en la peluquería Duetto con la llegada del segundo premio, informa Marcos Moreno. Una clienta, en pleno corte de pelo, celebraba los 125.000 euros del décimo. Poco después, la felicidad cambiaba de bando. Al salir el Gordo, y ya en medio de la fiesta, las dueñas de la peluquería, Silvia y Almudena, descubrían que sus dos décimos acababan de dejarles un premio de 800.000 euros. Las socias compraron los dos décimos en Ronda por casualidad, en un viaje durante el puente de la Inmaculada: “Vi a un vendedor, un hombre con un bastón que me recordaba mucho a mi padre, y le dije: usted me va a dar el premio este año", contaba Almudena a andaluciainformacion.es.

En un pueblo como El Bosque, que vive del turismo de fin de semana, y, en menor medida, de la piel, la trucha o el queso, 80 millones de euros es una inyección vital. Muchos de los agraciados compartían décimos, pero 30.000, 100.000 o 200.000 euros es más que un alivio para ciudadanos como Isabel, con una hija y un suegro a su cargo; o como José, con todos los miembros de su familia en paro y un subsidio que culmina “el 4 de enero”. Entre los premiados, también ha habido gente joven del pueblo que aún no se ha independizado y que, como Ana, una chica que trabaja de camarera, va a dedicar sus 29.000 euros a pagar la hipoteca de sus padres.

Las horas pasaban y la fiesta se repartía entre el mencionado restaurante y la administración 1 de lotería, ubicada a la entrada de El Bosque. El lotero, Francisco Neira, trabaja allí desde 1986. Nunca había repartido semejante lluvia de millones y, aunque él no lo compró, se conforma con incrementar las ventas para el sorteo del año que viene.

Y más euros se han dejado ver por la comunidad, que ha recibido en total 99,6 millones. Otra gran parte ha llegado con el el segundo premio, con el número 92.845, que ha repartido seis millones de euros en Andalucía entre las ocho provincias. Uno de los agraciados ha sido Miguel Molina, lotero de una administración en la localidad cordobesa de Luque, que ha resultado premiado en su propia entidad con 250.000 euros por comprar este domingo a última hora dos décimos. "A las nueve menos un minuto fui a la máquina a comprarlo. Me gustó el número que salió y compré dos décimos. Lo voy a invertir en reformar mi negocio de hostelería", ha declarado. Ese número aterrizó también en Jaén: “No me lo creía cuando me lo dijo mi marido, la verdad es que nos hace mucha falta”, ha indicado María Jesús Paulano, una de las agraciadas con un décimo valorado en 125.000 euros que compartió con una amiga en la capital.

Sin embargo, el mayor pellizco repartido en Jaén ha ido a parar a los componentes de la peña Barcelonista de Jamilena, que fueron agraciados con 1,8 millones de uno de los quintos premios. Han sido 300 décimos premiados con 6.000 euros cada uno que fueron vendidos desde la administración de lotería del vecino municipio de Torredelcampo. También la administración de Bailén, que el año pasado repartió parte del Gordo, ha vendido este año una serie completa de un cuarto premio, el 67.009.

En el municipio de La Campana, en Sevilla, han tocado seis millones de euros con el cuarto premio 67.009. “Es una inyección de dinero que le viene muy bien a muchas familias, en un pueblo inminentemente agrícola, con un nivel de paro alto”, ha dicho Antonio Díaz. Y a Almería ha llegado una cantidad considerable con el quinto premio 74.012. En la localidad de Mojácar se han repartido 1,8 millones probablemente entre veraneantes y algún vecino. "Estoy contentísima, aunque no creo que aparezca nadie por la administración, este pueblo es muy pequeño y la gente no querrá darse a conocer”, ha destacado la propietaria, Ángeles Torres, según ha informado Europa Press

Más información