Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pederasta de Ciudad Lineal no siente culpa por lo que hace

Un informe forense psiquiátrico descarta que Antonio Ortiz sufra algún tipo de trastorno

El supuesto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, detenido el pasado mes de septiembre, no sufre ningún trastorno psiquiátrico que le impida saber si comete conductas delictivas o no. Lo que sí padece es un trastorno de la personalidad con rasgos disociales y narcisistas, que le conducen a no sentir culpa por lo que hace, según un informe psiquiátrico encargado por el magistrado del caso, que lleva el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego.

El informe, que ayer fue entregado a las partes personadas en el caso, destaca que el trastorno de la personalidad le hace tener una baja empatía y tendencia a la manipulación superficial afectiva, además de incapacidad de sentir culpa.

El documento también añade que Ortiz tiene una baja tolerancia a la frustración e incapacidad de sentir culpa y aprender de la experiencia. El supuesto pederasta se caracteriza por “un sentido elevado de sí mismo y dificultad de asumir responsabilidades, situándose en posición de víctima con tendencia a externalizar el origen de sus conflictos”.

Este informe descarta, en principio, que se le pueda aplicar alguna atenuante o eximente por problemas mentales. Los forenses han determinado que el supuesto autor de las agresiones sexuales a menores sabe lo que es real y lo que no lo es.

El juez instructor ha decidido mantener la prisión provisional tras toda la prueba practicada hasta el momento en la instrucción. En ella se encuentran los resultados de las ruedas de reconocimiento, las pruebas de ADN y las huellas halladas en uno de los pisos del supuesto pederasta, en el distrito de Ciudad Lineal.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información