Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de Skipallars convoca doce días de huelga

Espot Esquí y Port Ainé reclaman las mismas condiciones el resto de estaciones gestionadas por FGC

Los plantilla de Skipallars, la empresa que agrupa las estaciones de Espot Esquí y Port Ainé (Pallars Sobirà), han convocado doce días de huelga (entre los días 26 de diciembre y 6 de enero) para reclamar la equiparación salarial y laboral con los trabajadores de las otras estaciones gestionadaspor la misma empresa pública, Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC).

FGC asumió la gestión de las dos estaciones pallaresas hace tres temporadas, lo cual supuso la subrogación de los contratos vigentes con la anterior empresa, Gran Pallars, y todas las condiciones contractuales incluyendo el convenio de Comercio de empresas y subsectores sin convenio del año 2012.

El comité de empresa señala que Espot Esquí y Port Ainé fueron incluidas en la sección de turismo y montaña de FGC, que además de las estaciones de La Molina, Vall de Núria y Valter 2000 también gestiona el Tren del ciment, el Tren dels llacs y el Cremallera de Montserrat. Esta sección dispone de un convenio específico, que responde a las condiciones y necesidades concretas que supone en su conjunto la carga de trabajo de una estación de esquí y que actualmente se está negociando.

La asamblea de trabajadores y el comité de empresa consideran “inadmisible” el agravio comparativo que sufren los empleados de Skipallars, ya que pese a realizar el mismo trabajo y pertenecer a la misma empresa no tienen las mismas condiciones laborales y económicas.

En este sentido, añaden que sus condiciones son diferentes a las de los compañeros que trabajan a poco menos de 100 kilómetros de distancia “por el simple hecho de tratarse de estaciones de esquí situadas en una comarca con menos densidad de población y la más falta de infraestructuras y  servicios públicos de toda Catalunya, por lo que nos sentimos doblemente maltratados”.

La huelga, que afectaría a alrededor de 60 trabajadores, comportará, en caso de no ser desconvocada, importantes pérdidas económicas para dos estaciones que como las otras del grupo son deficitarias. Los días elegidos para realizar la protesta son de los de más alta ocupación del calendario de esquí.