Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el burro de un Belén después de que un hombre se subiera en él

El Círculo Animalista de Podemos en Lucena (Córdoba) denunció el fallecimiento del animal

Un burro muere después de que un hombre se subiera en él en Lucena. Ampliar foto
Un burro muere después de que un hombre se subiera en él en Lucena.

La Policía Local de Lucena (Córdoba) ha elaborado un informe a petición del Ayuntamiento después de la muerte del burro de un Belén, supuestamente causada porque un ciudadano "se había subido encima" del animal el pasado miércoles. El asno falleció el pasado domingo. En caso de que los veterinarios certifiquen que la muerte del animal fue debido a que el varón se montó en él, se iniciarían las acciones legales que correspondan, según fuentes municipales citadas por Europa Press. La denuncia la realizó el Círculo Animalista de Podemos Lucena y la Asociación de Defensa del Borrico (Adebo), quienes han advertido que moverán "cielo y tierra" para que tanto el Ayuntamiento como el individuo "sean sancionados" por negligencia.

El Ayuntamiento actuará "con todos los medios que proporcione la ley" contra el individuo que presuntamente le causó la muerte al burro, aseguró Mar Morales, concejal de Seguridad Ciudadana y Fiestas del Ayuntamiento de Lucena, según el diario local LucenaHoy.

Los denunciantes detallaron en una nota que el pasado miércoles, en el portal de Belén ubicado en pleno centro de la población, frente al Ayuntamiento, el burro, de unos cinco meses y cedido por un ganadero de Jauja, según LucenaHoy, "fue literalmente reventado por un individuo, cuya foto a través de WhatsApp circula por todo el pueblo a modo de "hazaña''.

En este sentido, apuntan que "el individuo", sin que hubiera Policía Local alguno que le prohibiera el acceso, cruzó la valla, zarandeó a 'Platero' --nombre del animal--, hasta que "a galope" posó orgulloso sus casi 150 kilos sobre su frágil cuerpo de algodón, como diría Juan Ramón Jiménez, "hiriéndolo de muerte".

A pesar de ello, agregan, "no fue hasta dos días después, cuando el Ayuntamiento de Lucena alertado por los vecinos de que el pequeño 'Platero' apenas podía sostenerse en pie, decide recurrir a los servicios de un veterinario local, quien tras examinarlo y comprobar la gravedad de sus heridas, recomendó su traslado urgente a una clínica especializada". El animal, sin embargo, no volvió más, ni al Portal de Belén ni a su casa. Murió a la mañana siguiente.