Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona encarga al Pacto por el Turismo un diagnóstico para marzo

El plan estratégico llegará solo dos meses antes de terminar el mandato del alcalde Trias

Cuando faltan solo cinco meses para terminar el mandato, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha el Pacto Local para la gestión y promoción de un turismo responsable, un grupo de trabajo que el consistorio anunció que crearía en octubre, tras un verano caliente de protestas contra el modelo turístico de Barcelona. El organismo lo integran el propio consistorio, Turismo de Barcelona, la Generalitat, la Diputación, las patronales generales y del sector, la FAVB, los sindicatos, la Fira, los grupos políticos de la oposición y expertos y "representantes del mundo de la cultura y el deporte".

El Ayuntamiento ha anunciado este lunes que ha nombrado comisaria del pacto a la Consejera Delegada y directora general del grupo CETT, Maria Abellanet. Tiene el encargo de convocar a los integrantes del pacto entre enero y marzo de 2015, y presentar un documento de diagnóstico y prioridades del sector. Las conclusiones de este documento "servirán para avanzar en un nuevo modelo de gobernanza del turismo en la capital catalana y para la elaboración de un nuevo Plan Estratégico de Turismo de Barcelona para el periodo 2015-2020", ha explicado el Ayuntamiento.

El qué, quién y cuándo del Pacto ha sido presentado esta mañana por el alcalde, Xavier Trias, durante el consejo general de Turismo de Barcelona, el consorcio que preside el empresario hotelero Joan Gaspart.

El Ayuntamiento de Barcelona se ha puesto las pilas en abrir el debate sobre qué modelo turístico quiere la ciudad tras el conflicto de los vecinos del barrio de la Barceloneta el verano pasado, cuando salieron a la calle para protestar por las molestias que causan los apartamentos turísticos. En octubre, el consistorio decidió suspender la concesión de licencias para apartamentos turísticos en toda la ciudad, ampliando la moratoria que mantenía desde abril.

La Barceloneta no ha sido el único barrio que ha protestado por el modelo turístico, y tras sumarse otros como el entorno de la Sagrada Familia o el Born, una veintena de barrios se han organizado para articular una red de oposición a la saturación turística y proponer fórmulas alternativas a la actual gestión del conocido como modelo Barcelona.

Desde la oposición, el grupo municipal de ICV ha lamentado la tardanza del consistorio en abordar la cuestión del turismo. La concejal Janet Sanz ha recordado que "el plan Estratégico acordado en 2010 ya contemplaba incorporar la voz de los agentes sociales" y que "el Gobierno de Trias no lo ha desarrollado nunca".