Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Can Vies desafía a Trias y sigue con las obras pese a la orden de cese

El centro social debería parar la rehabilitación mañana, según el distrito

En una clara muestra de desafío al Ayuntamiento, el centro social Can Vies, junto al cajón de la estación de Sants, ha anunciado su intención de no parar las obras de rehabilitación del edificio, que resultó gravemente dañado tras el intento de desalojo del pasado mes de mayo. Mientras el alcalde, Xavier Trias, lanza advertencias de que el consistorio "actuará para evitar que se hagan obras sin licencia" y el distrito de Sants Montjuïc confirma que el 25 de noviembre emitió una orden de cese de las obras, los okupas aseguran que nadie les ha notificado nada: "ni por parte del Ayuntamiento ni por parte de la Guardia Urbana", explica la portavoz de la comisión de comunicación de Can Vies, Elba Mansilla.

Los integrantes del centro social manifiestan en un comunicado que las advertencias municipales responden "a una maniobra estrictamente electoral de los actuales ocupantes del consistorio que quieren, de esta forma, contentar a la oposición en precampaña electoral". "Agarrarse a la falta de permiso para reconstruir Can Vies es una excusa de mal perdedor", insisten y denuncian que se están produciendo "identificaciones, intimidaciones y grabaciones a miembros del centro social".

Agarrarse a la falta de licencia de obras es una excusa de mal perdedor", dice el centro social

Tras los graves disturbios de mayo, que llevaron al consistorio a paralizar el desalojo y al Ayuntamiento a anunciar que cedería temporalmente un espacio a los okupas, hubo tregua hasta pasado el verano. Los okupas recaudaron 70.000 euros (ya son 90.000) para volver a levantar el centro social y participaron como es habitual en las fiestas alternativas del barrio, que siempre acaban con la carrera de carros por la calle de Jocs Florals, junto al edificio.

El tira y afloja entre Can Vies y el Ayuntamiento comenzó de nuevo en septiembre. La Guardia Urbana ha levantado hasta 16 actas por las obras o por otros motivos, como la celebración de fiestas o actividades, confirman fuentes municipales. Unas actas que llevaron al distrito a abrir un expendiente que desembocó con la orden de cese de las obras. La orden contempla 15 días hábiles para detener las obras: un plazo que se cumple mañana.

Los okupas aseguran que el plan del cajón de Sants prevé levantar en Can Vies un edificio y no una zona verde

En noviembre, Can Vies decidió en asamblea qué actividades albergará cuando finalice la rehabilitación del espacio, avanzada en lo que respecta a la estructura, tal y como ellos mismos mostraron en rueda de prensa. Solo unos días después, en el pleno de noviembre, el alcalde, Xavier Trias, aseguraba que no permitirá a nadie hacer obras sin permiso. Una afirmación que le llevó a enzarzarse con la oposición a propósito de la construcción de la Sagrada Familia, que tampoco tiene permiso.

En su comunicado, los okupas citan el caso de la Sagrada Familia o el de la marquesina del hotel Magestic, que aseguran que se realizó sin licencia. Can Vies también insiste en que mientras el ayuntamiento dice que en lugar del edificio habrá una zona verde, el plan urbanístico prevé un edificio de cuatro pisos.