_
_
_
_
Abadiño

Ingresa en prisión el hombre detenido por matar a su mujer y su suegra

El juez ha decretado la cárcel para Guillermo Quintairos, que confesó el asesinato

Centenares de personas participan este viernes en la manifestación celebrada en Abadiño para condenar el asesinato de Mari Luz Alejo 
 y su madre, Amelia Rodríguez.
Centenares de personas participan este viernes en la manifestación celebrada en Abadiño para condenar el asesinato de Mari Luz Alejo y su madre, Amelia Rodríguez.LUIS TEJIDO (EFE)

El juez ha decretado el ingreso en prisión de Benito Quintairos, detenido por matar a golpes a su mujer y a su suegra en la localidad vizcaína de Abadiño, ha informado el departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. El hombre, autor confeso del asesinato de su mujer y de su suegra el pasado miércoles, había pasado a disposición judicial a primera hora de esta tarde en el juzgado de la localidad de Durango, donde ha sido interrogado.

Tras decretarse el ingreso en prisión, el detenido será conducido por la Ertzaintza a la prisión provincial de Basauri. El doble crimen se descubrió la mañana del miércoles, después de que empleados del ahora arrestado le encontraran herido y atado por los pies en un montacargas mientras ardía su negocio de carpintería en la cercana localidad de Atxondo. Minutos después, su cuñada encontró a las dos mujeres fallecidas en su domicilio de Abadiño, con evidentes signos de haber sufrido una muerte violenta a golpes, cuando se dirigía a contarles el suceso.

El Ayuntamiento de la localidad vizcaína de Abadiño, donde Quintairos vivía desde los 16 años, cuando salió de Galicia, se personará como acusación particular en el caso del doble crimen de Mari Luz Alejo y su madre. Centenares de personas se han manifestado este viernes en Abadiño en señal de repulsa por el doble crimen.

Los agentes de la Ertzaintza dudaron de la versión que dio el ahora detenido sobre el asalto de la carpintería y las muertes de su mujer y de su suegra, y ante las evidencias que iban recopilando los investigadores, terminó confesando ambos crímenes y el montaje organizado para tratar de encubrirlos. La hipótesis principal de la policía es que el crimen fue motivado por una fuerte riña por dinero. Estas nuevas muertes suman más de 50 las mujeres asesinadas a manos de su pareja durante 2014.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_