Suceso en terrassa

El temporal de viento amaina tras cobrarse tres víctimas mortales

Herido grave el maquinista de un convoy tras descarrilar el tren después de que un árbol cayera en la vía entre les Franqueses y Centelles

Los equipos de emergencia trabajan tras el siniestro. / C. CASTRO / ATLAS(atlas)

El fuerte temporal de viento que ha soportado Cataluña durante tres días —especialmente hoy—, el más intenso desde 2009, amaina y se aleja dejando tres víctimas mortales, un herido grave, 40.000 abonados sin luz en las provincias de Barcelona y Girona y numerosos daños materiales.

Las rachas de viento superaron en algunos lugares, como Caldes de Montbui (Barcelona), los 124 kilómetros por hora. En Terrassa, y toda la comarca del Vallès Occidental, el viento superó los 100 kilómetros por hora y se mantuvo constante a lo largo del día, sólo disminuyó su fuerza avanzada la tarde. La virulencia del fenómeno atmosférico provocó en Terrassa que un muro de 30 metros de largo y tres de alto no aguantara la presión del viento y se derrumbara acabando con la vida a dos transeúntes que en ese momento caminaban al lado de la pared. El trágico suceso tuvo lugar a las 13.00 horas.

El muro derrumbado pertenece a la antigua fábrica de AEG, actualmente abandonada. Los servicios de emergencias se apresuraron a desescombrar la zona avisados por una llamada de teléfono que indicaba la posibilidad de que hubiera al menos una víctima bajo los ladrillos del muro. A las 13:30 horas los Bomberos hallaron el cuerpo sin vida de un hombre de 27 años; a las 16:00 horas han localizado bajo de los escombros el cadáver de una joven de entre 15 y 17 años. El Consistorio de Terrassa ha decretado dos días de luto por los dos fallecimientos.

A estas dos víctimas debe sumarse el fallecimiento de una mujer de 60 años y nacionalidad sueca que viajaba como copiloto de una autocaravana que, a consecuencia del viento, volcó el lunes a las 20.30 horas y se precipitó desde una altura de diez metros en la autopista AP-7 a la altura de Vandellòs (Tarragona), informa Mercè Pérez . La víctima fue trasladada al Hospital Joan XXIII de Tarragona donde los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Contrariamente al vendaval de Terrassa —fenómeno excepcional en el Vallès—, en el área de Vandellós los accidentes causados por el viento son frecuentes, ya que se trata de una zona propensa a padecer este fenómeno.

Además de las tres víctimas mortales, un maquinista de Renfe ha resultado herido de gravedad al descarrilar un tren de la línea R-3, que conecta Puigcerdà (Cerdanya) y Barcelona. El convoy accidentado viajaba desde L'Hospitalet de LLobregat hasta Vic. El siniestro tuvo lugar entre las poblaciones de Les Franqueses y Centelles. El primer vagón se empotró contra un árbol caído que estaba cruzado en la vía. El maquinista recibió un fuerte impacto y, tras ser rescatado por los Bomberos de la Generalitat, fue trasladado al Hospital de Granollers, donde, según fuentes del Departamento de Interior, las graves lesiones que presentaba probablemente obligarán a los servicios sanitarios a tener que amputarle una pierna.

El viento ha provocado también que en la R3 se tuviera que habilitar un servicio alternativo por carretera en el tramo entre La Garriga (Vallès Oriental) y Vic (Osona). Los árboles caídos han obligado a interrumpir la circulación de trenes en la línea R4 entre Sabadell Sud (Vallès Occidental) y Manresa (Bages).

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50