Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gipuzkoa Basket, 80-Bilbao Basket, 67

Taquan Dean brilla en el triunfo del Gipuzkoa en el derbi vasco

El equipo donostiarra se mostró muy enchufado en ataque desde el inicio

El base del Gipuzkoa Basket, Josep Franch, conduce el balón ante Raúl López, del Bilbao Basket, este sábado en el partido disputado en Illumbe.
El base del Gipuzkoa Basket, Josep Franch, conduce el balón ante Raúl López, del Bilbao Basket, este sábado en el partido disputado en Illumbe. EFE

El Gipuzkoa Basket logró su tercera victoria de la temporada en un derbi vasco ante el Bilbao Basket que dominó con autoridad y en el que brilló el estadounidense Taquan Dean, con 21 puntos de valoración y cinco triples.

Sito Alonso, que volvía a la que fue su casa los tres últimos años, quiso sorprender de inicio y puso a dos jugones, Raúl López y Colom, para marcar un ritmo de partido que no llegó a concretar y fueron los donostiarras los que aprovecharon los problemas de un rival que venía con Hervel tocado y sin Mumbrú.

El equipo donostiarra se mostró muy enchufado en ataque desde el pitido inicial, apoyado por una grada que empujó lo suyo, y en defensa estableció un muro que le costaba horrores superar al equipo vizcaíno.

Gipuzkoa Basket, 80-Bilbao Basket, 67

Gipuzkoa Basket, 80: Jordan (15), Dean (19), Dani Díez (16), Hanley (7), Doblas (8) -cinco inicial- Franch (5), Jordi Grimau (3), Motos, Iarochevitch (5), Olaizola (2), Oroz.

Bilbao Basket, 67: Raúl López (6), Colom (16), Andjusic (11), Willians (6), Marco Todorovic (12)- cinco inicial- Bertrans, Germán Gabriel, Borg (2), Wragge (8), Dejan Todorovic (6), Hervelle.

Parciales: 25-16, 23-16, 16-20,16-15.

Arbitros: Pérez, Peruga y Jordi.

Incidencias: 6.000 aficionados en el pabellón San Sebastián Arena 2016. Retornaba Sito Alonso a San Sebastián, donde entrenó las tres últimas temporadas.

Jared Jordan, el base del conjunto guipuzcoano, estaba muy acertado y, además de anotar, asistía a sus compañeros, que siempre encontraban la posición idónea para machacar el aro rival, sobre todo desde más allá de la línea de 6,75, con cuatro triples en los seis primeros intentos.

Los nueve puntos de ventaja al primer cuarto para los de San Sebastián eran fiel reflejo de la diferencia existente en la cancha, porque los problemas del Bilbao Basket eran enormes incluso en ocasiones para poder hacer un buen pase en sus saques desde la línea de fondo.

Mejoró sólo un poco el equipo de Sito Alonso antes del descanso, pero el GBC se mostraba muy sólido y ahogaba en defensa a los bilbaínos, que contaban con Raúl López y Colom, sus hombres bajos, como los mejores al descanso.

En la segunda mitad emergió el mejor Bilbao Basket, que bajó las diferencias a nueve puntos (51-40) gracias al buen hacer de los dos Todorovic, Marco y Dejan, y el encuentro parecía abocado a la igualdad. Los locales no quisieron dejarse comer más terreno y un tiempo muerto de Jaume Ponsarnau restableció el orden que había imperado durante todo el choque, aunque quedó levemente abierto en el último cuarto.

Se desmelenó el Gipuzkoa Basket en los últimos minutos y elevó la ventaja a los 20 puntos con el recurso de los triples, en los que logró un porcentaje de casi el 50% que le permitió vivir un final tranquilo y a Illunbe hacer la ola.