Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PARLAMENTO VASCO

Los partidos permitirán el debate en ponencia de la ILP sobre el ‘fracking’

Los impulsores temen que se pueda modificar su espíritu, la prohibición de la técnica, en la trámite parlamentario

Maeztu hincha un globo de 'Fracking ez' (Fracking no).
Maeztu hincha un globo de 'Fracking ez' (Fracking no).

La Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que, con el respaldo de 103.000 ciudadanos, reclama la prohibición de la técnica de la fracturación hidráulica, denominada fracking, por los "graves riesgos que supone para el medio ambiente y la salud", se acabará debatiendo en el Parlamento vasco. Todos los grupos han mostrado su posición favorable a tomarla en consideración, pero no lo votarán hasta la tarde. Al debate, en el que afloraron las diferencias de criterio entre los grupos con este asunto, asistieron varios representantes de las plataformas contrarias a la extracción de gas.  

Esta es la segunda ocasión en la que la plataforma vasca Fracking Ez intenta que el Parlamento acepte tramitar una ILP para prohibir en Euskadi esta técnica. A principios de 2013 "Fracking Ez" Alava presentó una ILP en este sentido cuya tramitación no fue aceptada por la Mesa del Parlamento por los votos en contra del PNV, PSE-EE y PP. En declaraciones a los medios de comunicación, los impulsores de la plataforma se han felicitado por esta decisión de la Cámara pero ha recordado que no se ha conseguido el objetivo buscado porque ahora se constituirá una Ponencia para elaborar un texto legal sobre la prohibición.

"Nos preocupa que se admita a trámite la ley para después cuando se ponga en marcha la ponencia, desfigurar el espíritu y terminar dando vía libre a los perforadores", ha indicado. En este sentido, ha recordado que los trabajos de las empresas que quieren perforar como Hidrocarburos de Euskadi (SHESA) "sigue adelante" y ha exigido que se resuelva la ley "con la mayor celeridad posible y que se deje destinar dinero público a estos planes. En concreto, han reclamado al Gobierno vasco la retirada de los permisos de SHESA, ya que subrayan que supondría una decisión "efectiva que no puede ser frenada por ningún tribunal".

Evitar la

inconstitucionalidad

de la prohibición

El parlamentario del PNV Luis Javier Telleria ha apoyado el debate de este asunto por el número de personas que lo han solicitado, 103.000. Pero a renglón seguido ha hecho referencia a los pronunciamientos del TC para advertir de que "cualquier cuestión de inconstitucionalidad nos dejaría más desprotegidos ante una práctica ante la que queremos estar protegidos tanto medioambiente como por los efectos que pueda tener en la salud".

El parlamentario de EH Bildu Dani Maeztu ha felicitado a la plataforma contra el fracking por "romper el muro de desinformación impulsado por los gobiernos" y ha criticado la "hipocresía" del PP que admite esta ILP mientras en Madrid prepara los permisos de exploración. Además, se ha dirigido al lehendakari Iñigo Urkullu para decirle que "el fracking puede quedar suspendido en Euskadi si usted quiere". Durante su discurso, Maeztu ha hinchado un globo negro con la inscripción Fracking Ez (Fracking no), para mostrar la "burbuja contaminante" que supone esta técnica "creada en los EEUU y vendida como una revolución energética, que actualmente ha creado una deuda de millones de euros", y luego lo ha desinflado.

Personajes de la cultura vasca como Unax Ugalde se movilizan contra el 'fracking'. / Fracking Ez

La parlamentaria del PSE Natalia Rojo, por su parte, se ha mostrado a favor de la toma en consideración pero ha rechazado la celebración de "debates de buenas intenciones", sino que lo que se reclama es que el texto que se apruebe sea "viable" y cuente con "seguridad jurídica" para que no ocurra como en las comunidades vecinas. "Los socialistas queremos una regulación legal propia", ha insistido.

La parlamentaria del PP Carmen López de Ocariz ha recordado las prohibiciones regionales invaden la competencia estatal: "Intentaremos utilizar todos los medios y competencias que, como comunidad autónoma, podemos aplicar para incorporar un nivel más alto de protección del medio ambiente para el fracking, principalmente para las zonas de especial protección", ha adelantado.

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, es partidario de una regulación legal que no prohíba totalmente esta técnica "sino que evite que se pueda llevar a cabo donde suponga un riesgo elevado".

La fracturación hidráulica es una técnica que inyecta grandes cantidades de fluido a alta presión en el subsuelo para permitir el acceso a la superficie de hidrocarburos que están diseminados en vetas de rocas profundas.