Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo ve permisividad en la izquierda con los ultras del fútbol

Aprovecha la muerte de un hincha para atacar a Beiras, al que reprocha que lleve mucho tiempo viviendo "por y de la política"

El presidente Feijóo y la conselleira de Facenda, Elena Muñoz
El presidente Feijóo y la conselleira de Facenda, Elena Muñoz

“Me sorprende que haya determinados planteamientos teóricamente de izquierdas que miren para otro lado cuando se producen determinados acontecimientos, ya sean deportivos o políticos”. Así respondió Feijóo esta mediodía a la pregunta que se le formuló tras la reunión semanal de su Gobierno para que aclarase la vinculación que el miércoles estableció en el Parlamento de Galicia entre la “violencia de este fin de semana”, que no detalló, y unas declaraciones a Faro de Vigo del portavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras. En sus declaraciones, Beiras decía que “la gente” le sugiere que “rompa la cara” a Feijóo y añadía que él no se arrepiente de haber golpeado el escaño del presidente hace unos meses pero no tiene la “tentación” de volver a hacerlo. Para el presidente gallego, esas palabras "incitan a la violencia".

“Galicia no está de acuerdo con esta forma de menospreciar, de soberbia, de insultar sistemáticamente a las instituciones, a quien preside esas instituciones”, dijo Feijóo, para quien “no podemos justificar ni relativizar estas lamentables actitudes”. El presidente llevó al terreno personal las críticas a Beiras, “una persona que lleva mucho tiempo viviendo por y de la política”. También destacó que “si hay algún político que más veces perdió en las urnas es este”. Feijóo volvió a vincular con la violencia de los ultras las declaraciones de Beiras y “planteamientos teóricamente de izquierdas que miran para otro lado” minutos después de decir que “no hay ultras de una ideología o de otra” ni “ultras más responsables o menos responsables”.

El presidente también se refirió hoy a la detención y puesta en libertad con cargos por estafa de la mujer del recién nombrado secretario provincial del PSdeG en A Coruña, Julio Sacristán. “Si mi mujer fuera detenida y llevada a una comisaría y acusada por estafa no tengo ninguna duda que el primero que tendría que dar explicaciones sería yo mismo”, dijo Feijóo, que pidió “una explicación de los líderes provinciales y de los líderes autonómicos del PSOE”. La semana pasada, inquerido por las denuncias sobre dinero negro en el PP realizadas por el exinterventor del partido en Ourense, Feijóo eludió dar ninguna explicación y desvió las preguntas a la dirección provincial de su formación.