Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conflicto político vuelve al IVAM

Català mediará entre Miquel Navarro y el museo

Ximo Puig pide que Cortés vaya al Parlamento

El director acusa a Ciscar de no ajustarse a derecho

José Miguel García Cortés, en la presentación de la nueva programación del IVAM.
José Miguel García Cortés, en la presentación de la nueva programación del IVAM.

El IVAM vuelve al centro del debate político con el giro dado por el nuevo director a la programación, que incluye la clausura de la sala permanente dedicada a Miquel Navarro por la anterior dirección y la decisión de no asumir los proyectos heredados de la etapa de Consuelo Ciscar para 2015. El escultor de Mislata confirma que sus abogados “estudian la posibilidad de retirar la donación de 500 obras, pero es todo un proceso”. También Uiso Alemany explora las medidas legales a tomar ante lo que considera que ha sido doblemente “agraviado” por el museo, tras comunicarle el nuevo director, José Miguel Cortés, que su “proyecto” de exposición no se integraba “en la nueva etapa del IVAM”.

Ante el revuelo montado, la consejera de Cultura, María José Català, se mostró ayer conciliadora al anunciar que estaba mediando entre la dirección del museo y el escultor para hallar una solución al conflicto. Explicó que en el Consell estaban “valorando el convenio de 2004” con el artista, aunque, reconocía, “el director tiene plena autonomía” en sus decisiones. En cuanto al borrón y cuenta nueva establecidos respecto a la etapa anterior, Català sugirió que la revisión del proyecto museístico “se puede hacer mejor, pero”, reconoció, “todos los directores han dejado caer propuestas de sus antecesores”.

Cultura está “valorando el convenio de 2004” con Miquel Navarro

El secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, entró en el debate con un comunicado en el que anunciaba que su grupo parlamentario va a solicitar la comparecencia de García Cortés, para explicar “la decisión de cerrar diversas exposiciones y muestras importantes como la de artistas tan relevantes para los valencianos como Miquel Navarro”. Los socialistas van a pedir también que la consejera de Cultura “haga público el contrato del nuevo director y facilite una copia” de éste, porque, no va “a consentir ni a admitir blindajes”. Puig se reunirá hoy en el Ayuntamiento Mislata con su alcalde y con Miquel Navarro.

El escultor mislatense manifestó ayer a este diario que lo que más le había “molestado es la falta de ética, la prepotencia y la grosería” con que se le había comunicado la decisión de clausurar la sala que lleva su nombre. Entiende que el director “no actúa de buena fe”.

El escultor lamenta “prepotencia, falta de ética y grosería” del nuevo director

Reconoce que en el contrato suscrito entre el artista y el museo en 2004 “pone eso de que se abrirá una sala cuando se amplíe el IVAM”, pero considera que “se incumple el contrato porque no se ha hecho el catálogo razonado [comprometido] ni se ha puesto fecha para la ampliación”. La donación de 525 obras, anunciada en enero de 2005 y la compra previa de dos obras por un total de 1.2 millones de euros, entre diciembre de 2004 y enero de 2005, “están en el mismo contrato con el IVAM”, explica Navarro, “pero una y otra no están ligadas y, en todo caso, la donación está valorada en cuatro veces más que la compra”.

Por su parte, Uiso Alemany esgrime dos correos para ilustrar el agravio que se le ha causado. Uno de octubre de 2013, en la que Consuelo Ciscar le informa de que “una vez presentada su propuesta expositiva en el Consejo Rector del IVAM, ésta ha sido aprobada”. Otro, del lunes pasado, el día anterior a la presentación de la nueva programación, en el que Cortés desestima la muestra, “programada por la anterior dirección y comisariada por Fernando Castro”. Alemany expresa también su indignación porque este rechazo “malogra una importante inversión económica en la realización de unas 40 piezas de gran formato, al tiempo que implica un demérito profesional nacional e internacional”. El artista asegura que lleva un año trabajando “exclusivamente” para esta exposición.

Alemany arguye que lleva trabajando un año solo en la muestra suprimida

Pocas horas después de las declaraciones de María José Català, José Miguel G. Cortés se explayó en un largo comunicado, en el que concluía sintiendo “mucho que el IVAM sea víctima de la actuación de la anterior dirección no ajustada a Derecho”. Era contundente al afirmar que el Consejo Rector del museo que dirige “nunca ha aprobado” la exposición de Uiso Alemany y que ésta fue presentada por primera vez a ese órgano “el 29 de abril del 2014”, en una reunión que, “al coincidir con el cese de Consuelo Ciscar” se acordó “por unanimidad que no se aprobara ninguna propuesta nueva” para que el nuevo director pudiera “realizar su programación”.

En cuanto a Miquel Navarro, Cortés se compromete a cumplir “los términos suscritos en el convenio firmado con el artista el 20 de diciembre del 2004”, incluida la de acometer la exposición permanente del artista, eso sí, insiste, “una vez que se realicen las obras de ampliación del museo”. En cambio, quiere editar el catálogo razonado de su obra “a la mayor brevedad posible”, algo que, denuncia, “no se ha cumplido durante estos 10 años transcurridos” desde la firma del convenio.

Alemany arguye que lleva trabajando un año solo en la muestra suprimida

Cortés defiende su autonomía en “la organización de las colecciones” y acusa a la dirección anterior de “saltarse el acuerdo establecido y dedicarle una Sala Permanente a Miquel Navarro”. El nuevo director entiende que “hay muchos más artistas en la Comunidad Valenciana que merecen atención y dedicación”.

Más información