Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La congelación de las tarifas del transporte no convence a Stop Subidas

La plataforma ciudadana reclama que se recuperen los precios de 2013

El consejero de Territorio, Santi Vila, anunció el viernes que las tarifas del transporte público se congelarán en 2015. La plataforma Stop Subidas, que había iniciado una nueva campaña de movilizaciones para denunciar la política de subidas de precios, anunció ayer que el anuncio no le convence y que mantendrá sus protestas. No se conforma con la congelación y quiere una rebaja.

El colectivo, nacido a principios de año después del último alza acordado por la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), no quiere cambiar de posición. Desde el inicio de sus acciones reclamó que la ATM retirara la última subida de tarifas para volver a los precios de 2013. Con ese argumento con el que logró congregar a centenares de personas durante el primer semestre del año en estaciones del metro y de Renfe durante sus protestas. "Stop Subidas continuará movilizándose para reclamar la rebaja de tarifas de transporte a niveles de 2013", expuso ayer la plataforma a través de un comunicado.

El movimiento está convencido de que la congelación anunciada la semana pasada es fruto de sus actos de protesta, que llegaron a paralizar líneas de metro, si bien es cierto que coinciden otros factores que ayudan a entender que no se vayan a volver a subir los precios. Uno de los motivos es que en mayo próximo hay elecciones municipales y los grandes partidos acuden a ellas con menos apoyos que nunca. Otra es que la ATM ha logrado asegurar su financiación para los próximos años: un macrocrédito de 472 millones de euros cerrado hace dos semanas es un verdadero balón de oxígeno para el transporte público, al que se le suma el compromiso de las administraciones de aumentar su inyección de recursos públicos para proveer al sistema.

Pero Stop Subidas entiende que la ATM tiene un mandato del Parlamento catalán para que reduzca tarifas, según la moción aprobada en la cámara por unanimidad el pasado 13 de marzo. Asimismo, la plataforma quiere denunciar el proceso de creación de la T-Mobilitat, la nueva fórmula de pago que regirá en el área metropolitana a partir de 2016. De hecho, considera el colectivo que "este anuncio de congelación del consejero es una tregua por la aplicación de la T-Mobilitat, que supondría la privatización del transporte público a favor deCaixaBank, a cambio de refinanciar gran parte de la deuda" del transporte público.