Serranillos se quedó sin golf pero con muchos agujeros

El edil detenido, independiente, denunció a su antecesora

Terrenos en los que tenía que haberse levantado un campo de golf.
Terrenos en los que tenía que haberse levantado un campo de golf. claudio álvarez

Serranillos del Valle es un pequeño pueblo (4.100 habitantes) del sur de Madrid. Sin embargo, el Partido Popular, que ocupó la alcaldía hasta las últimas elecciones, tenía grandes planes para él. Entre ellos, construir un campo de golf con 18 hoyos y 9 de prácticas en un espacio verde con una extensión similar a 100 estadios de fútbol.

El proyecto era goloso para cualquier constructora. El Ayuntamiento consiguió la luz verde de la Comunidad en 2007, pero a día hoy no existen el campo ni el hotel anexo previstos, y la alcaldesa de entonces, Olga Fernández, se sienta en la bancada de la oposición en guerra abierta en los tribunales con el alcalde ayer detenido, Antonio Sánchez, de la Unión Democrática Madrileña (UDMA).

De modo que en Serranillos del Valle, cuyo plan de ordenación urbana previó en 2006 la construcción de 1.431 viviendas y la recalificación de dos millones de metros cuadrados, los sueños de grandeza se han venido abajo.

El pueblo pasó

El caos reinó ayer en la casa consistorial del pueblo, situado a 32 kilómetros de la capital. En un clima de enorme tensión, el equipo del alcalde Sánchez reiteraba una y otra vez que desconocía el motivo de la intervención de la Guardia Civil. Tras alcanzar la alcaldía, Sánchez denunció a Fernández ante la Fiscalía Anticorrupción por el uso supuestamente irregular de 8.400 euros con una tarjeta municipal. Por eso su portavoz barajaba ayer la posibilidad de que la Guardia Civil buscase pruebas de la etapa de gobierno popular.

Otras fuentes observaban posibles irregularidades en el contrato de 339.250 euros anuales con la empresa Cofely para el alumbrado de las calles y los edificios públicos. Con medidas eficientes se pretende lograr un ahorro energético del 68%. “No nos cuadra. La denuncia de la Guardia Civil es de junio y el contrato con Cofely es de septiembre”, prosigue el portavoz, que dice no saber qué más pueden estar investigando. “En esta legislatura no se ha construido nada. ¡Si no hay dinero! La biblioteca, por ejemplo, está sin acabar. Lo que se intenta es recortar gastos en los contratos para no tener que subir impuestos o despedir a personal”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Serranillos ha pasado en una década de 800 a 4.100 vecinos y sus fuerzas políticas están muy divididas: se enfrentan cinco concejales populares contra otros cinco de UDMA, con un edil socialista como bisagra para el gobierno del municipio. El alcalde Sánchez se presentó a las últimas elecciones europeas en el puesto 22 de la lista de Ciudadanos. Ante la noticia, el partido liderado por Albert Rivera reaccionó tajante: “Ni es afiliado ni tiene relación con el partido”.

El sumario por el presunto uso irregular de la tarjeta sigue abierto. Sánchez acusa a Fernández de gastarse en nueve meses 8.400 euros en muebles y utensilios en Ikea, dos bolsos de 180 euros, juguetes en vísperas de Reyes... “Habrá que revisar los siete años anteriores para ver si esta era una práctica habitual”, anunció a este diario Sánchez en 2011. Pero el detenido ayer fue él.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elisa Silió

Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS