Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inversión inmobiliaria se dispara un 30% en Barcelona

Aguirre Newman prevé que lleguen 1.600 millones en 2014

La inversión inmobiliaria en Barcelona superará este año los 1.600 millones de euros, lo que supondrá un aumento del 30% respecto a 2013, según prevé la consultora Aguirre Newman de acuerdo con las operaciones ya cerradas y las que se están negociando. Durante los nueve primeros meses del año, se cerraron transacciones por 1.200 millones de euros, correspondientes sobre todo a compraventas de oficinas (580 millones) y oficinas (260 millones). La directora de la consultora en Barcelona, Anna Gener, aseguró que el aumento de la inversión se debe a la “senda de recuperación de la economía”; a la “corrección de precios” de los activos inmobiliarios en la capital catalana, de más del 50% en seis años; a la bajada en los alquileres, que empiezan a “estabilizarse”; y a las “posibilidades de revalorización” que ofrecen ahora los edificios en la ciudad.

Los inversores internacionales—primero los llamados fondos buitre y luego los institucionales— protagonizaron el 58% de todas las operaciones. Los inversores, según Gener, incluso hubieran adquirido más edificios si existieran. “Han aceptado inversiones que requieren de mayor gestión”. Ejemplos de ello son la adquisición de la Torre Agbar para transformarla en un hotel de lujo, la compra de la antigua sede de Telefónica en la avenida de Roma para levantar viviendas, o la del número 111 del paseo de Gràcia para otro establecimiento hotelero de alta categoría.

Con motivo del 25º aniversario de la consultora, a la presentación del informe sobre el mercado barcelonés acudieron sus fundadores, Santiago Aguirre y Stephen Newman. Estos destacaron que los inversores, que están anticipando una subida de los alquileres, optan por Barcelona porque “pueden comprar inmuebles” por una cantidad “muy cercana o por debajo” del “precio de reposición”.