Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de Jerez se suma a la campaña para el indulto de Pacheco

Unas 5.000 personas e instituciones solicitan la medida de gracia al Ministerio de Justicia “por la larga trayectoria de servicio” del exalcalde andalucista

El exalcalde de Jerez Pedro Pacheco, en marzo de 2011. Ampliar foto
El exalcalde de Jerez Pedro Pacheco, en marzo de 2011.

Desde que el pasado 19 de septiembre el Tribunal Supremo condenó en firme al exalcalde de Jerez Pedro Pacheco a cinco años y medio de prisión por dos casos de enchufismo en sociedades municipales, un grupo de amigos y antiguos concejales de corporación del histórico político andaluz inició una recogida de firmas para formular la petición de indulto. No están bien organizados ni cuentan con grandes infraestructuras, pero en menos de 20 días han acumulado unas 5.000 adhesiones a esta solicitud.

Aunque la mayoría de las rúbricas corresponden a personas anónimas, también hay personalidades. El obispo de Jerez, José Mazuelos, es uno de los que ha suscrito la medida de gracia. El prelado firma y estampa un sello en un escrito en el que defiende “el indulto total” y aboga por que el exregidor “quede exento de toda responsabilidad penal” por “su larga trayectoria de servicio a la ciudadanía”. En el documento que sella Mazuelos se atribuye al veterano líder andalucista “la transformación de la ciudad, su modernización, vertebración social”, así como su contribución a la promoción de Jerez “como una marca conocida internacionalmente a través de la industria del turismo, del ocio y del motor”.

Además de la máxima autoridad de la Iglesia en Jerez, se dirigen al Ministerio de Justicia el artista José Mercé, la cantaora Tomasa Guerrero, La Macanita, y el guitarrista Paco Cepero. También, el Xerez Deportivo, la federación de peñas flamencas, la Comunidad Mercedaria, seis hermandades, numerosas parroquias, la asociación andaluza de escuelas taurinas, la asociación cultural taurina de ayuda a jóvenes valores, la federación de asociaciones de vecinos y la religiosa Sor Agustina, una hija de la caridad que lideró una destacada obra social en la zona rural de Jerez y que llegó a ser el azote de Pacheco décadas atrás. “Pido a los ciudadanos que colaboren por lo mucho que hizo por la ciudad mientras fue alcalde. Todo aquí lleva su firma. Personalmente tengo que agradecerle que siempre solucionó los problemas que le planteé relacionados con las familias necesitadas”, lanza la emblemática monja jerezana.

Esta campaña de recogida de firmas poco tiene que ver con la que se impulsó en la ciudad a finales de los años ochenta para salvar al lenguaraz alcalde que soltó aquello tan sonado de “la justicia es un cachondeo”. Entonces se sumaron sindicatos, empresarios, la sociedad civil y religiosa, además de políticos de todos los signos, los mismos que ahora se niegan a solicitar el indulto en un caso de corrupción política por muy elevada que les parezca la condena al exalcalde.

Firmas de apoyo

El Tribunal Supremo ha condenado al exalcalde de Jerez Pedro Pacheco a cinco años y medio de prisión por dos casos de enchufismo. 5.000 personas han firmado la petición de indulto, entre ellos:

  • El obispo de Jerez, José Mazuelos
  • El cantaor José Mercé
  • El guitarrista Paco Cepero
  • La cantaora Tomasa Guerrero La Macanita
  • La asociación andaluza de escuelas taurinas
  • Decenas de parroquias de Jerez y Sanlúcar
  • La federación de asociaciones de vecinos
  • La federación de peñas flamencas
  • El Xerez Deportivo
  • La comunidad mercedaria

La petición de la medida de gracia que se registrará en el ministerio y que ultima el bufete de abogados de Pedro Pacheco va acompañada de una extensa documentación en la que se recogen otras condenas dictadas por los tribunales con el fin de evidenciar “la desproporción” del fallo impuesto al exalcalde por la colocación irregular de dos compañeros de partido como asesores. En varias páginas reseñan que sólo 22 de los 800 políticos imputados que había en España en 2012 han pisado una cárcel. A partir de ahí, se enumeran varias condenas. El exalcalde de Fortuna (Murcia), Matías Carrillo (PP), fue sentenciado a diez años de inhabilitación por comprar votos en unas elecciones a cambio de puestos de trabajo en el Ayuntamiento. El exregidor del Valle de Abdalajís (Málaga), Tomás Gómez (PP), fue condenado a tres años de cárcel por 12 delitos de prevaricación urbanística. Para el exconcejal de Urbanismo del Consistorio de Palma, también del PP, dictaminaron dos años de prisión por gastar 52.000 euros de dinero público en clubes de alterne y casas de masaje. El exregidor de Ponteareas, igualmente popular, fue sentenciado a siete años de inhabilitación por 23 contrataciones irregulares de interventores del PP, algunos de ellos familiares. La exalcaldesa de Chipiona (PSOE) fue condenada a siete años de inhabilitación por más de 300 contratos irregulares. La lista incluye 14 casos más.

Incidente de nulidad en el Supremo

El exalcalde de Jerez Pedro Pacheco está dispuesto a agotar todas las herramientas para frenar o retrasar su inminente ingreso en prisión. La Audiencia Provincial de Cádiz ya le ha notificado la condena del Supremo a cinco años y medio de cárcel por la colocación ilegal de dos compañeros de partido como asesores en sociedades municipales y le avanza que dispone hasta el martes para interponer un recurso. Le ordena también el pago de una multa de 60.000 euros por responsabilidad civil y le advierte de que sus bienes serán embargados si no paga.

Una vez conocida la notificación, los abogados de Pacheco ya ha iniciado dos acciones. Este miércoles ha presentado en el Supremo varios escritos de aclaración de la sentencia y un incidente de nulidad contra el fallo. La defensa del exalcalde considera que la resolución del alto tribunal “no determina los hechos probados respecto a todos los delitos por los que se condena” al exregidor y añade que los hechos declarados probados “no permiten deducir que cometiese un delito continuado”. Solicitan “la nulidad” de un fallo que tildan de “incongruente” y alegan “indefensión”. Estas acciones también se han comunicado a la sala de Cádiz, que puede tener que remitir de nuevo toda la causa a Madrid para que resuelva.

Al margen de la vía judicial, los abogados presentarán previsiblemente el lunes la petición de indulto ante el Ministerio de Justicia. La solicitud tendrá que trasladarse igualmente a la Audiencia Provincial para que esta decida si paraliza el encarcelamiento hasta que se pronuncie sobre el indulto el Consejo de Ministros o si decreta el ingreso en prisión inmediato con independencia de lo que determine en unos seis meses el Ejecutivo central. La decisión del juzgado de Cádiz es discrecional y cada sala parece tener un manual propio. A tenor de decisiones anteriores, la Audiencia gaditana no suele paralizar el cumplimiento de una condena de más de tres años por una petición de indulto y la sentencia de Pacheco es de más de cinco años de prisión.

Si no prosperan las acciones iniciadas por los abogados del exalcalde, en unas dos semanas el histórico político deberá entrar en la cárcel.