Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beiras: “Estamos en un régimen de partido único de facto”

El portavoz de AGE pide unidad y “lucidez” a la izquierda contra la “bestia” del PP

Xosé Manuel Beiras.
Xosé Manuel Beiras.

Instituciones “muertas” con “movimiento aparente” solo causado por los gusanos y un “régimen de partido único de facto”. Ese es el “trágico estado de la nación gallega” que, según Xosé Manuel Beiras, dejaron el “infarto financiero” de 2008 y la posterior “contrarrevolución ultraliberal”. Mientras, “la democracia está viva en la sociedad civil”, sostiene el portavoz de AGE. Tras alegar que no pensaba repetir los “agravios” del PP a los ciudadanos que su formación denuncia a diario, Beiras aprovechó su intervención parlamentaria de ayer para lanzar un mensaje a la izquierda desunida que intenta converger con las mareas de la indignación ciudadana. “Hago un llamamiento a la unidad de acción, con respeto a nuestra diversidad, en el combate de la bestia. Se precisa lucidez, valor y generosidad”, proclamó el fundador de Anova a solo unos días de que su propio partido, zarandeado por la división interna, se sumerja en una asamblea que se prevé muy tensa.

Beiras leyó unas palabras escritas hace un siglo por Benito Pérez Galdós en las que el escritor canario ya se refería a la clase política dirigente de la Restauración borbónica como “casta”, un “estado de corrupción” que el nacionalista ve perfectamente aplicable a la actualidad. En una intervención en la que solo en la réplica mencionó despectivamente a Feijóo, con el que llegó a encararse, Beiras, que se autodefinió como un “viejo rebelde” que estará al lado de los “vencidos y aplastados” mientras tenga “aliento”, acusó al PP de servir solo a sus “amos” de la plutocracia financiera y de “mentir” a los ciudadanos para “mantenerlos alienados”. “Manejan la ley para lo que les conviene” al calificar de “problema de orden público” la “autodefensa” de los ciudadanos a sus “agresiones”, les reprochó a los populares.

En su estreno en el debate de política general, Carmen Iglesias, del Grupo Mixto, invitó a Feijóo a salir sin coche oficial del Parlamento y caminar unos metros por la calle. Allí se encontrará, relató, a al menos tres personas mendigando, los “rostros del abandono” como los describió ella, esos que “hace solo unos años podrían habernos atendido en un banco o una tienda”. “En la calle estamos muy hartos de corrupción, precariedad e impunidad”, le espetó la diputada a Feijóo, que recibió sus ataques con algunas risas. Sobre los recortes de la Xunta, Iglesias le advirtió también que a los responsables de retrasar pruebas diagnósticas y citas médicas “se les podrá inculpar en el futuro de delitos contra la humanidad”. Ahí el presidente dejó de sonreír. Sus antiguos compañeros de AGE la aplaudieron.