Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la memoria del genio

Riqueni, Manolo Franco y Sierra homenajean a Paco de Lucía en el Festival de Guitarra

Paco de Lucía durante una actuación en Noruega en 2006. Ampliar foto
Paco de Lucía durante una actuación en Noruega en 2006. EFE

La cita ya ha comenzado, pero este miércoles llegará a su punto álgido. La sala Cero Teatro acoge el Homenaje a Paco de Lucía y se enmarca en el III Festival Internacional de Guitarra de Sevilla que hasta el 28 de noviembre recorrerá la capital hispalense y otros municipios de la provincia. El encuentro aúna más de una decena de músicos y cuenta con una gran variedad de sedes como principal novedad.

Seis serán las guitarras que entonen el llanto a la memoria del músico gaditano. La de Oscar Guzmán, director artístico de la cita, será una de ellas. Para Guzmán era lógico que la tercera edición estuviera dedicada a la figura de Paco de Lucía. "Era el genio más grande que llegó a este mundo para cambiar el rumbo de la guitarra flamenca y que nos dejó prematuramente hace unos meses", ha señalado. Junto a él vibrarán las cuerdas de los sevillanos Manolo Franco y José Manuel Tudela, el catalán Pedro Sierra, el costarricense Manuel Montero y el turco Murat Usanmaz.

El flamenco se subirá a escenarios de lugares emblemáticos, ha explicado el director artístico. Se inauguró en la Casa de la Provincia de Sevilla y se clausurará en el Monasterio de San Isidoro del Campo (Santiponce). Pero además de la guitarra flamenca habrá espacio para la clásica, la contemporánea y el jazz. Artistas invitados, como Usanmaz, Montero o el chileno Marcelo de la Puebla, pondrán el toque internacional al encuentro. Además de las guitarras, destacan el violinista marroquí Jalal Chekara y el cantaor gaditano Romerito de Jerez.

Desde que se creó el festival los objetivos fueron claros: dotar a Sevilla de un festival de importancia internacional y reconocido por su calidad artística, que despertara el interés de público y aficionados y que fuera un espacio escénico para jóvenes artistas. Unas claves que, según Guzmán, se han ido cumpliendo con éxito durante las tres ediciones. La evolución ha sido buena, valora el músico, y los dos primeros conciertos de este año se han clausurado con lleno absoluto, pero la pretensión para las ediciones venideras es "abarcar más pueblos", asegura el director.